Otros artículos de Carlos Parry

10 diciembre 2021. 10.00H
SE LEE EN 3 minutos
No tenemos futuro si no apostamos por la ciencia. Así de simple. Por eso mismo, desde AstraZeneca siempre hemos apostado por el desarrollo y la consolidación del talento científico a cualquier edad, promoviendo proyectos y soluciones diferentes e innovadoras que mejoren de verdad, la calidad de vida de los pacientes. Pero también es cierto que las nuevas generaciones de investigadores son la palanca del cambio porque, honestamente, desde la Fundación AstraZeneca, creemos que son los protagonistas del cambio, por ello estamos especialmente comprometidos con ellos.

A raíz de este compromiso decidimos en su día crear nuestro propio foro de debate bajo el nombre de ‘Carrera investigadora’, una iniciativa cuyo objetivo es impulsar los modelos de carrera investigadora en Biomedicina en España y solventar el desfase entre el número de doctores, plazas y contratos en universidad y centros de investigación. El hecho de no contar en nuestro país con una carrera investigadora en Biomedicina que regule el desarrollo profesional de estos investigadores tiene consecuencias no deseables y que afectan directamente a todos los españoles. En este sentido, más aún, en un contexto reciente de pandemia en el que ha quedado patente la importancia de que los países destinen sus recursos a fomentar la ciencia y la innovación. La Fundación AstraZeneca siempre ha estado ahí con ese objetivo y hemos puesto los recursos a nuestro alcance para mejorar la salud y el bienestar de todos los españoles. El resultado ha sido el desarrollo de una vacuna en apenas 9 meses que está salvando la vida de millones de personas en todo el mundo.

Por otro lado, desde la Fundación AstraZeneca se han analizado los resultados de una encuesta on-line realizada a investigadores de biomedicina en toda España para conocer sus necesidades, aspiraciones y propuestas de futuro. El dato más destacable es que el 60% de los encuestados se ha planteado alguna vez abandonar la carrera investigadora por falta de estabilidad (81%), malas expectativas económicas (63%), falta de oportunidades de proyección (61%), falta de reconocimiento (48%) o una mala conciliación familiar (34%).

Respecto a las principales necesidades que esgrimen para poder dar continuidad a la carrera investigadora están la estabilidad de los profesionales de su equipo (68%), el acceso a programas/convocatorias de proyectos de investigación (65%) o el reconocimiento de méritos de I+D+i (28%), entre otros.

Teniendo estos datos sobre la mesa, nuestro proyecto ‘Carrera Investigadora’ es un claro ejemplo de nuestro firme compromiso con el desarrollo y la consolidación del talento científico a cualquier edad. Nuestro objetivo es promover proyectos y soluciones diferentes e innovadoras que mejoren, de verdad, la calidad de vida de los pacientes.

Sin embargo, todavía hay mucho camino por recorrer. Para lograrlo es necesario buscar alternativas de colaboración público-privada desde la transparencia y la confianza para potenciar la ciencia y la investigación científica en nuestro país y, por tanto, contribuir a mejorar la calidad de vida y el bienestar de las personas. Creemos que es vital establecer una carrera investigadora con estabilidad y perspectivas de progreso para atraer el talento científico extranjero y consolidar el talento de los investigadores nacionales. Además, debemos apostar por sistemas más flexibles y sin limitaciones burocráticas que permitan hacer ofertas a los mejores investigadores.

Con este debate, entre investigadores y responsables de desarrollo de políticas de I+D+i, analizamos la situación actual y no nos cansaremos de proponer recomendaciones para avanzar en el desarrollo de la carrera investigadora en nuestro país. Desde la Fundación AstraZeneca estamos comprometidos con la igualdad, la generación de oportunidades, la educación y la solidaridad, y por eso mismo seguiremos apoyando el liderazgo de España en materia de ciencia e innovación.