21 nov 2018 | Actualizado: 15:10
Mié 29 marzo. 12.00H
En el imaginario cinéfilo y popular patrio lleva tiempo instalada esa película de Berlanga que narraba en tono de comedia (aunque tal vez no lo era) la esperada llegada a España del dinero de Estados Unidos para reconstruir las consecuencias devastadoras de la guerra. Todo un pueblo se engalanaba como si fuera la fiesta de su patrón para recibir ese 'maná'. Algo parecido le está sucediendo al Sistema Nacional de Salud (SNS), que se está acostumbrando a que, de cuando en cuando, el multimillonario Amancio Ortega lo riegue con una lluvia de millones. Se habla mucho en el sector de la infrafinanciación, del déficit, de la necesidad de renovar la tecnología, de las apreturas salariales de los profesionales, y los gestores se miran el bolsillo y luego a Montoro a ver si hace alguna concesión. Pero ahora hay una nueva fuente de ingresos. Bienvenido al Sistema Nacional de Salud, Mr. Amancio.