Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:55
Opinión > La Primaria es lo primero

¿Hay equidad en el Sistema Nacional de Salud?

Vicente Matas Aguilera, representante nacional de APU de la OMC
Domingo, 10 de abril de 2016, a las 13:00
Nuestra constitución en su artículo 14 establece que  “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

En el apartado uno del artículo 43 se reconoce el derecho a la protección de la salud y en el apartado dos establece que compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios. La ley establecerá los derechos y deberes de todos al respecto.

La Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad en su artículo 3. 2. establece que “la asistencia sanitaria pública se extenderá a toda la población española. El acceso a las prestaciones sanitarias se realizará en condiciones de igualdad efectiva”.

En el artículo 47. 2.- El Consejo Interterritorial del SNS será el órgano permanente de comunicación e información de los distintos Servicios de Salud, entre ellos y con la Administración Estatal  coordinará, entre otros aspectos, las líneas básicas de la política de adquisiciones, contrataciones de productos farmacéuticos, sanitarios y de otros bienes y servicios, así como los principios básicos de la política de personal.

La Constitución, las Leyes, Decretos y demás normas contemplan una serie de principios que sobre el papel quedan muy bien, pero la realidad luego, a veces, es muy distinta.
 
Veamos por ejemplo, que está pasando con los presupuestos iníciales, expresados en euros anuales por habitante, dedicados a salud en las 17 CCAA.


Estudiando estos datos entre los años 2007 y 2014 seleccionamos el presupuesto máxima alcanzado en cada una de las CCAA, en nueve de ellas corresponde al año 2010, en siete fue en el año 2009 y en el caso de La Rioja el presupuesto máximo anual por habitante correspondió al año 2007.

Llego la crisis y los recortes afectaron a los presupuestos de todas las CCAA, para once CCAA el año 2013 fue el que tuvo el mínimo presupuesto y en seis de ellas el presupuesto mínimo corresponde al año 2014. En los años 2015 y 2016 los presupuestos se han incrementado y será necesario seguir estudiando las diferencias.

En una primera visión podemos observar como las diferencias en las inversiones máximas por habitante, antes de la crisis llegaban hasta los 551,37 euros por habitante y año, lo que representaba una diferencia del 49,4%. Estas diferencias difícilmente se pueden justificar por diferencias objetivas de edad, dispersión, insularidad y cualquier otra que influya en las necesidades de financiación de la protección de la salud, por lo que podemos plantearnos la pregunta de si realmente existe equidad en nuestro Sistema Nacional de Salud.

Ahora vamos a comprobar que ha pasado con la crisis. Una vez aplicados los recortes nos encontramos con unas diferencias entre la máxima inversión y la mínima que ha amentado hasta los 593,73 euros por habitante y año, lo que representa el 60,8 por ciento.

Así pues los recortes por la crisis no han sido similares en las diferentes CCAA y muy al contrario podemos observar cómo han sido en la mayoría de los casos asimétricos, esto finalmente ha causado un incremento importante de las diferencias y un alejamiento de la equidad.

En la tabla podemos observar la posición de partida de cada Comunidad, por el presupuesto máximo alcanzado por habitante y año, la posición final después de aplicados los recortes y finalmente la posición según el recorte aplicado y el porcentaje sobre el máximo alcanzado.

El máximo recorte lo han sufrido en Extremadura al pasar de 1.558,11 euros por habitante y año (segunda posición) en el año 2009 y los 1.190,78 euros/habitante/año (novena posición) en el año 2013. El recorte presupuestario ha sido de 367,64 euros/habitante/año lo que representan el 23,6%. Le siguen Murcia, La Rioja y Castilla La Mancha.

El menor recorte lo han sufrido en Madrid al pasar de 1.115,16 euros por habitante y año (última posición) en el año 2009 y los 1.081,55 euros/habitante/año (decimo tercera posición) en el año 2014. El recorte presupuestario ha sido de 33,61 euros/habitante/año lo que representan el 3,0 por ciento. Le siguen Cantabria, Baleares y Castilla y León.

En un informe que está en elaboración y que se publicará próximamente, pondremos en relación estos datos con el porcentaje de mayores de 65 años y la dispersión de la población por tamaño de los municipios y habitantes por kilometro cuadrado. De esta forma comprobaremos si parte de las diferencias están justificadas por estos criterios.

Por otro lado estos datos corresponden a presupuestos, será preciso igualmente hacer las comparaciones con la inversiones finalmente realizadas,  cuando dispongamos de los datos hasta el 2104 y que muchas veces distan mucho de los importes presupuestados.

Nuestro Sistema Nacional de Salud debe garantizar la equidad y el acceso a la protección de la salud en  condiciones de igualdad efectiva a todos los ciudadanos y con estas grandes diferencias, podemos poner en duda que se esté garantizando.

Necesitamos presupuestos finalistas equitativos para Salud, que respondan a criterios objetivos gestionados eficientemente por los 18 Servicios de Salud.