El lehendakari pide “respeto” a las políticas sanitarias del ejecutivo autonómico



02 ene 2013. 22.19H
SE LEE EN 1 minuto

Redacción. Vitoria
“Son tiempos de apretarse el cinturón, pero lo primero son las personas”. De esta manera ha definido el lehendakari, Íñigo Urkullu, la situación a la que hace frente el País Vasco en 2013. El máximo mandatario del ejecutivo autonómico, que se ha referido a la sanidad como una de las principales prioridad de su Gobierno, ha asegurado que se trabaja para “garantizar los servicios públicos esenciales” de todos los vascos.

Íñigo Urkullu.

El lehendakari ha vuelto a mostrarse contrario a la línea marcada por el Gobierno Central, y ha pedido un mayor grado de autogobierno. En ese sentido, ha pedido “respeto” a las políticas sanitarias propias, asegurando que las personas “son lo más importante”.

Urkullu, que ha calificado el 2013 como una “etapa de oportunidades”, ha reconocido que esperan dos años “de dificultades”. No obstante, ha apelado a la ilusión y la esperanza para salir de la crisis con una actitud basada en “acordar y sumar”.

 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.