13 nov 2018 | Actualizado: 18:50

Una inversión de 6,5 millones financiará el tratamiento a 500 pacientes de hepatitis C

Según señala la Consejería no tendrá un “impacto apreciable” en el presupuesto

Martes, 03 de marzo de 2015, a las 15:37
Redacción. Santander
Cantabria destinará cerca de 6,5 millones de euros a tratar a 464 pacientes de hepatitis C con los nuevos fármacos, tras la incorporación de los enfermos con fibrosis moderada al acceso de estos antivirales, tal y como establece el Plan Estratégico para el abordaje de esta enfermedad.

María José Sáenz de Buruaga y Carlos León.

Así, se pasa de los 200 pacientes a tratar este año que calculó inicialmente el Gobierno regional a cerca de 500, al incluirse los enfermos con grados de fibrosis hepática significativa (de F2 a F4, es decir, de moderada a grave).

Por su parte, el coste de los tratamientos a administrar a estos pacientes (sofosbuvir -o Sovaldi- y simeprevir) se han reducido de 27,2 millones que costaría en la actualidad a cerca de 6,5 millones, gracias a la negociación con los laboratorios farmacéuticos, a lo que hay que añadir la financiación del Estado a las comunidades autónomas.

Esto posibilitará que Cantabria pueda garantizar el tratamiento a “todos” los enfermos de hepatitis C “priorizados” y de manera “inmediata”. Todo ello, sin un “impacto apreciable” en el presupuesto del servicio sanitario público, que no se va a “desestabilizar”.

Así lo ha asegurado este martes la consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, que ha avanzado que, de acuerdo con la financiación del Ministerio de Economía a las comunidades, el gasto destinado al tratamiento a pacientes de hepatitis C se sufragará a través de un crédito a diez años e interés cero para las autonomías adheridas al FLA (Fondo de Liquidez Autonómico) y no tendrá “ninguna consecuencia” sobre el déficit y su posible incumplimiento, lo que constituye una solución “sin precedentes”.

900 pacientes diagnosticados

Acompañada por el gerente del Servicio Cántabro de Salud (SCS), Carlos León, ha detallado que en Cantabria hay 900 pacientes diagnosticados con hepatitis C crónica, de los que algo más de la mitad (el 51,5 por ciento), es decir, 464, presenta un grado de fibrosis moderada (de F2 a F4), por lo que son susceptibles de ser tratados con los nuevos fármacos.