Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Una de cada cuatro citas en AP es evitable

La receta electrónica ha mejorado la coordinación entre niveles en el SNS

Domingo, 11 de octubre de 2015, a las 10:21
Javier Barbado. Madrid
Si en Reino Unido una de cada cuatro citas que concierta el enfermo con su médico de cabecera es eludible, cabe pensar que, en España, la situación no anda muy lejos de parecérsele. Lo primero acaba de probarlo un estudio en el que se señala a la habilidad de los equipos del primer nivel asistencial, la coordinación con Especializada y el uso de la tecnología como los factores que marcan la diferencia entre atender toda clase de consultas o solo las que precisan de atención médica directa.

Antonio Fernández Pro-Ledesma,
presidente de SEMG.

Y lo segundo, lo corrobora –aunque todavía sin datos– el presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Antonio Fernández Pro-Ledesma, quien no duda en atribuir esa circunstancia –la proliferación de citas en Primaria evitables– a la “falta de sintonía” que, a veces, se produce entre los médicos de familia y los hospitalarios: “Desde la famosa primera receta hasta la visita inmediata después del alta hospitalaria, hay muchas referencias en ese sentido”, ratifica, “por ejemplo, a menudo se remite a enfermos para que se realicen pruebas en el primer nivel que se podrían haber llevado a cabo en el segundo perfectamente”.

En ese punto el diagnóstico de Pro-Ledesma coincide con las conclusiones de la investigación británica, pues, en efecto, la derivación de pacientes desde el hospital a las consultas del médico de cabecera se postulan como una de las principales causantes de esas citas que, si se eludiesen, dejarían de suponer un considerable gasto de tiempo y recursos para el médico y el sistema sanitario.

La receta electrónica, posible solución

Por otro lado, el propio presidente de la SEMG ha reconocido que, en España, “no existe prácticamente lista de espera en Atención Primaria salvo situaciones muy excepcionales relacionadas con suplencias o problemas de reemplazo”, e incluso existe un tipo de consultas del primer nivel que se realiza fuera del circuito horario de mayor demanda para aligerar la asistencia, que son las de carácter puramente administrativo.

Con todo, esto significa que la demanda del médico de familia se subsana pero se despilfarra tiempo, dinero y también calidad global de la asistencia en no pocas ocasiones debido a los factores relatados, entre otros.

En todo caso, la receta electrónica del Sistema Nacional de Salud (SNS) ha dotado de agilidad a las relaciones entre centros de salud, de especialidades y hospitales, y ha contribuido en buen grado a disminuir las citas en Primaria prescindibles, si bien queda mucho por mejorar en coordinación de los sistemas informáticos en esta aplicación entre las diecisiete comunidades autónomas, según ha advertido Fernández Pro-Ledesma. Algo similar a lo que sucede en Reino Unido.

ENLACE RELACIONADO:

8.000 euros para el médico de AP por no derivar (03/10/15)