Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Una Conferencia de Presidentes sin protagonismo sanitario

Los mandatarios autonómicos y Rajoy apuestan por una política que aumente la competitividad para asegurar la financiación de las políticas sociales y los servicios públicos

Miércoles, 03 de octubre de 2012, a las 01:52
Redacción / Imagen: Adrián Conde. Madrid
A diferencia de otras ocasiones, la V Conferencias de Presidentes, celebrada este martes en el Senado, no ha tenido un protagonismo sanitario. Es más, pocos han sido los participantes en la cita que han nombrado al menos esa palabra ('sanidad') en sus comparecencias ante la prensa (lo ha hecho el vasco Patxi López y pocos más) y en la declaración conjunta final solo se puede dar por aludida en términos generales como 'Estado de Bienestar' o 'servicios públicos'.

Intervención del presidente Mariano Rajoy.

La primera Conferencia de Presidentes presidida por Mariano Rajoy ha sido eminentemente económica, buscando sobre todo dar imagen de unidad para que los mercados capten que la España de las autonomías en realidad es una que rema unida en la misma dirección. Por eso todos los razonamientos han llevado a los presidentes a partir del objetivo económico. Así en el texto consensuado han afirmado que "comparten que el objetivo prioritario y esencial de todas las Administraciones Públicas es volver a la senda del crecimiento y la creación de empleo, como garantía del Estado del Bienestar".

También han coincidido al expresar "su compromiso con la consolidación fiscal, imprescindible para recuperar la confianza en nuestra economía, así como apostar por políticas que permitan aumentar la competitividad de la economía y asegurar la financiación de las políticas sociales y de los servicios públicos".

En el haber de la cita, el acuerdo alcanzado por unanimidad para estudiar la revisión del reparto de la carga del déficit en 2014, que solamente ha encontrado la "discrepancia" del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, quien ha advertido que, a pesar de suscribir el acuerdo, seguirá intentado que se adelante a 2013.