Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Lunes, 11 de marzo de 2013, a las 14:06

Redacción. Madrid
La mayoría de los médicos españoles (65 por ciento) desearía que los pacientes colaboraran con el servicio sanitario actualizando sus historias clínicas electrónicas (HCE), como los datos demográficos (86 por ciento); la historia médica familiar (72 por ciento); la lista de medicamentos (75 por ciento) o la información relacionada con las alergias (82 por ciento). Son resultados de una encuesta on-line impulsada por Accenture y que ha recogido valoraciones de 3.700 médicos de otros siete países (Alemania, Australia, Canadá, EEUU, Francia, Inglaterra y Singapur).

Fuente: Accenture. Encuesta realizada a 3.700 médicos de ocho países.

Sin embargo, esa ‘colaboración’ debería tener ciertos ‘límites’, ya que el 65 por ciento de profesionales preferiría que los pacientes sólo puedan acceder a una parte de la información; el 22 por ciento es partidario de que puedan tener acceso a su totalidad, y el 13 por ciento restante se muestra en contra de cualquier tipo de acceso.

Impacto en la atención sanitaria

Además, el 80 por ciento de sanitarios de este país va incluso más allá y desearía que los pacientes pudieran añadir información clínica a sus historias, como la aparición de nuevos síntomas, los cambios en los síntomas o cualquier dato que los pacientes pudieran medir (presión sanguínea, nivel de glucosa o fiebre).

Paradójicamente, el 63 por ciento de los médicos españoles no cree determinante que el acceso de los pacientes a sus historias clínicas sea clave para prestar una buena atención sanitaria. De hecho, sólo el 12 por ciento permite a sus pacientes acceder a través de internet a información médico e historias clínicas; y el 8 por ciento permite consultar resultados de pruebas realizadas mediante una web segura.

La inmensa mayoría de los médicos encuestados (84 por ciento) considera que la calidad de la atención al paciente ha mejorado con el uso de las HCE, mientras que el 53 por ciento cree que los trámites administrativos se han visto reducidos. En comparación con los médicos entrevistados de otros países, los médicos españoles son los que más se declaran (parcial o totalmente) a favor de promocionar el uso de HCE en sus consultas (86 por ciento); y el 71 por ciento asegura que se están llevando a cabo las inversiones necesarias para la adopción de historias clínicas electrónicas. La mayoría (88 por ciento) considera que las historias clínicas electrónicas llegarán a ser parte integral del sistema sanitario en los próximos dos años.

Esta encuesta encuesta, en la que participaron 500 médicos de cada país (200 en el caso de Singapur), evaluó el nivel de adopción y uso de las TI en la atención sanitaria, así como la predisposición a las tecnologías. El estudio se llevó a cabo entre noviembre y diciembre de 2012.