Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 11:15
Lunes, 02 de julio de 2012, a las 13:15

LA ENTREVISTA DE REDACCIÓN MÉDICA
IGNACIO TREMIÑO, DIRECTOR GENERAL DE DISCAPACIDAD DEL MINISTERIO DE SANIDAD
“Tenemos que avanzar mucho hasta la plena integración de las personas con discapacidad”
Aun así, “la situación en los últimos 30 años ha cambiado de forma radical” desde 1982 gracias a la Ley de Integración Social del Minusválido

Enrique Pita / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
La discapacidad es una realidad en la que queda aún mucho por avanzar, pese a que desde la promulgación de la Ley de Integración Social del Minusválido, primera norma española sobre discapacidad, en 1982, se ha avanzado “de forma radical”. Los retos pasan, por tanto, por lograr una plena integración en la sociedad de las personas con discapacidad, un aspecto en el que debe colaborar la nueva Ley General de Discapacidad en la que trabaja el Gobierno. Ignacio Tremiño, director general de Discapacidad del Ministerio de Sanidad, ha repasado con Redacción Médica la realidad de este colectivo y el horizonte de realidades y necesidades al que se enfrenta.

¿Cómo han sido estos primeros meses como director general de Discapacidad?

La valoración no puede ser sino positiva. Aunque llevo pocos meses, lo cierto es que he tenido una grata acogida tanto entre las personas con discapacidad y sus familias como entre las asociaciones. Me he entrevistado ya con todas las entidades de carácter nacional de personas con discapacidad y la verdad es que incluso en estos tiempos de crisis y de situación complicada todas las entidades de personas con discapacidad entienden el contexto en que vivimos y no tienen sino un espíritu colaborador y de lealtad institucional.

Además, me he encontrado con un equipo humano y de personas en la Dirección General y en el Real Patronato de Personas con Discapacidad muy integrado y, sobre todo, muy cómplice con el proyecto de los servicios sociales en general y de la discapacidad en particular.

¿Cree que la sociedad española está concienciada sobre la realidad que afecta a las personas con discapacidad?

La sociedad española en general es solidaria y es una sociedad que ante la adversidad se crece. Hemos tenido muchas veces muestras de que responde ante situaciones de crisis. La discapacidad creo que todavía es muy desconocida, evidentemente no en la Administración ni en las entidades que trabajan en el entorno de los servicios sociales, pero sí de la sociedad en general, de los empresarios, de las familias, y creo que todavía hay que trabajar mucho en esa línea. El día que no hagan falta medidas de acción positiva o de discriminación positiva de empleo para las personas con discapacidad, no hará falta una Dirección General de Discapacidad.

Por lo tanto, la realidad todavía es tozuda y tenemos mucho que avanzar en materia de plena integración de las personas con discapacidad.

Recientemente la ministra Ana Mato ha anunciado la creación de un grupo de trabajo para elaborar la Ley General de Discapacidad. ¿De dónde se parte?

En España la primera gran ley en este sentido fue la Ley de Integración Social del Minusválido, que cumple ahora 30 años. Esta Ley fue el antes y el después; fue la primera que hubo sobre discapacidad y podemos decir, después de treinta años, que el balance es muy positivo. Es cierto que en muchos aspectos se quedó a medio camino, pero también es cierto que partíamos de la nada y por consiguiente se avanzó muchísimo porque fue la primera vez que se marcaron derechos reales de personas con discapacidad.

Después estuvo la Ley de Igualdad de Oportunidades, no Discriminación y Accesibilidad Universal de las Personas con Discapacidad (Liondau) y la Ley de Infracciones y Sanciones. Lo que se pretende con la nueva Ley General de Discapacidad es hacer un nuevo texto refundido en el que se armonicen todas las leyes que hay de discapacidad y de alguna manera se consiga una situación de mayor garantía legal para las personas con discapacidad. En cualquier caso, es un mandato de la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU que tenemos que cumplir y en esa línea estamos trabajando.

¿Cree que se ha trabajado bien en los últimos años en relación con las políticas de discapacidad?

A la vista está que hemos avanzado mucho, aunque queda mucho por hacer. Lo cierto es que la gente que llevamos mucho tiempo con una discapacidad, como es mi caso particular, hemos visto un cambio radical. Desde hace más de veinte años a ahora no tiene nada que ver la situación desde el punto de vista del empleo, de los servicios y, sobre todo, conceptualmente, de que las personas con discapacidad tenemos que estar en sociedad como unos ciudadanos más, con derechos y obligaciones.

“A la vista está que hemos avanzado mucho, aunque queda mucho por hacer”.

“Estamos trabajando en un nuevo marco legal para la integración laboral de las personas con discapacidad”.


Hablaba de los avances en empleo de las personas con discapacidad. ¿Se va a avanzar en una ley de integración laboral de las personas con discapacidad?

Aunque no es materia del Ministerio de Sanidad sino que es competencia del Ministerio de Empleo, sí que es cierto que estamos trabajando directamente porque lo que sí es responsabilidad de esta Dirección General es informar e impulsar todas aquellas políticas de carácter transversal en materia de discapacidad. Afortunadamente con el Ministerio de Empleo estamos trabajando muy directamente desde el primer día y con un interés especial por su parte en un nuevo marco legal de promoción laboral de las personas con discapacidad. Como ya anunciaron tanto la ministra de Empleo, Fátima Báñez, como la ministra Ana Mato, se trabaja en un real decreto que actualice la relación laboral de carácter especial de los trabajadores de los centros especiales de empleo que como sabéis son aquellas empresas que pueden tener cualquier forma mercantil pero que el 70 por ciento de sus trabajadores son personas con discapacidad.

Además, estamos trabajando en impulsar medidas de acción positiva para promover el acceso al empleo de aquellas personas denominadas de capacidad límite, es decir, aquellas personas que no llegan al 33 por ciento de discapacidad que marca la ley pero que están en ese límite. También estamos trabajando en un sistema nuevo de colaboración directa y de coordinación entre las oficinas de empleo y las oficinas de servicios sociales con el objeto de conseguir una mayor eficiencia y mejores resultados a la hora de encontrar el mejor empleo para la persona dependiendo de su discapacidad.

Lea la entrevista completa