Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Domingo, 16 de septiembre de 2012, a las 13:20

Redacción. Palma de Mallorca
El programa para la detección precoz de la espondiloartritis (una enfermedad reumática inflamatoria crónica que produce dolor y endurecimiento de las articulaciones), desarrollado por el hospital de Son Llàtzer y cinco centros de atención primaria de Mallorca, ya cuenta con cincuenta pacientes.

Xavier Feliú, gerente de Son Llàtzer.

Este programa se inició en 2010 en el Servicio de Reumatología de Son Llàtzer a fin de diagnosticar la enfermedad, ofrecerles a los pacientes un tratamiento integral y evitar la progresión de esta patología, según ha informado el Servicio Balear de Salud.

La espondiloartritis tiene una prevalencia bastante alta, que puede oscilar entre el 0,5 por ciento y el 2 por ciento de la población española, según detalló el Ib-Salut, que añadió que es difícil de diagnosticar y que una vez detectada es importante tratarla "lo más rápido posible".

Los médicos de atención primaria de los centros que participan en este programa (Coll d'en Rabassa, Son Ferriol, Escola Graduada, es Trencadors y Son Gotleu), son los que detectan la enfermedad y derivan a los pacientes a los especialistas de reumatología de Son Llàtzer. Una vez allí, los especialistas diseñan un tratamiento integral que incluye la medicación, revisiones periódicas y un programa de rehabilitación. En el proceso de recuperación se realiza un tratamiento físico con fisioterapia, para reducir los efectos de la enfermedad, y otro de terapia ocupacional, para compensar las dificultades diarias de los pacientes.