15 nov 2018 | Actualizado: 17:50

Segunda fase de una terapia pionera para reparar el corazón tras un infarto

Financiada por la Comisión Europea, la iniciativa cuenta con un presupuesto de 11,3 millones de euros

Jueves, 12 de febrero de 2015, a las 18:49
Redacción. Madrid
Medio centenar de pacientes participarán en la segunda fase de un estudio de científicos españoles del CSIC que persigue reparar el daño de tejido causado por un infarto agudo de miocardio y prevenir la insuficiencia cardiaca. De entre los enfermos con los que contará la investigación, seis ya han sido tratados con una terapia pionera de células madre cardiacas alogénicas.

El coordinador del proyecto europeo Caremi (Cardio Repair European Multidisciplinary Initiative), Antonio Bernad, ha informado que ninguno de los pacientes ha mostrado “ningún tipo de incidente” hasta el momento. La iniciativa ha desarrollado a lo largo del último lustro una nueva aproximación para limitar el daño tisular provocado por el infarto, basada en la activación de los mecanismos naturales de reparación que posee nuestro corazón en respuesta a diversos daños.

El producto conseguido con el proyecto son CMC alogénicas (no del propio paciente) que se administran por vía intracoronaria de forma sencilla y segura. Mediante este esquema operativo es posible tener validados lotes de CMC a disposición del equipo médico, para su utilización en el momento en el que pueda tener una mayor eficacia terapéutica. Los resultados preclínicos indican que la administración de CMC durante la primera semana tras el infarto, cuando la situación clínica se ha estabilizado, promueven una importante regeneración cardiaca.

Coordinado desde el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), el proyecto está financiado por la Comisión Europea con un presupuesto de 11,3 millones de euros, de los cuales más de 3 millones de euros se han invertido en el desarrollo del ensayo clínico, objetivo central proyecto.

De manera paralela, el consorcio CAREMI está desarrollando terapias complementarias, entre las cuales se encuentra el desarrollo de micropartículas que, tras cargarlas con factores con actividad terapéutica, permitan actuar sobre el lecho cardiaco mejorando su evolución.