18 nov 2018 | Actualizado: 19:00
Lunes, 22 de junio de 2015, a las 18:42
Redacción. Barcelona
Un menor que ha dado positivo en las pruebas de detección de la bacteria de la difteria ha elevado a diez los portadores asintomáticos que no han desarrollado la enfermedad porque estaban vacunados, todos ellos del entorno del niño de seis años de Olot (Girona) que sigue ingresado en estado muy grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona.

Boi Ruiz, consejero de Salud.

Según ha informado la Consejería de Salud, dos de los contagiados vacunados, nueve niños y un adulto, han recibido el alta y el resto recibe tratamiento antibiótico, necesario para eliminar la bacteria, que puede permanecer hasta medio año en el organismo.

El 4 de junio finalizó el periodo de vigilancia del entorno del menor sin que se haya detectado ningún caso confirmado, un periodo de control paralelo a las medidas preventivas para detectar posibles contagiados asintomáticos.
Este proceso, basado en la toma de muestras de la faringe de las personas más cercanas, es el que ha permitido detectar hasta diez muestras positivas.

Al confirmarse la presencia de bacteria, los afectados deben recibir tratamiento antibiótico y recluirse en su domicilio, algo que ya han dejado hacer dos de ellos porque han dado negativo en un doble análisis de detección microbiológica. Aunque los otros ocho portadores siguen recibiendo tratamiento, Salud ha destacado que “presentan cargas virales muy bajas” gracias a que estaban vacunados.

El pequeño contagiado, que no estaba vacunado, ingresó el 30 de mayo en el Hospital Vall d’ Hebron tras confirmarse que sufría la enfermedad, de la que no se daba ningún caso en España desde 1987.

ENLACES RELACIONADOS:

El niño con difteria sigue “grave” y podría ser intervenido de los órganos afectados (18/06/15)