12 nov 2018 | Actualizado: 12:10

Los enfermeros, en pie de guerra ante la propuesta de que los profesores suministren medicamentos

El sindicato asegura que sería recomendable la presencia de una enfermera en cada colegio e instituto

Jueves, 03 de septiembre de 2015, a las 13:14
Ricardo Martínez Platel.
El Tribunal Superior de Justicia de Asturias ha admitido a trámite el recurso contencioso-administrativo presentado por el sindicato Satse en contra del decreto de las consejerías de Educación y Sanidad del Principado que autoriza a los profesores a suministrar medicación a los alumnos que lo precisen.

Margot Marqués.

Satse ha recibido con satisfacción la admisión a trámite del recurso que presentó contra la decisión del Principado de autorizar la dispensación de medicinas por parte de profesores en los centros escolares de la comunidad, medida que para el sindicato es "temeraria e intrusista" y pasa por administrar antibióticos, insulina o cualquier medicación que requieran los menores.

El Sindicato de Enfermería considera que esta iniciativa es un intrusismo profesional y una temeridad puesto que” los docentes ni están formados ni deben asumir responsabilidades propias de otras profesiones como la Enfermería, además de la sobrecarga de trabajo que supone”.

Margot Marqués, secretaria general autonómica de Satse, asegura que “siempre hemos defendido la necesidad de que los centros escolares cuenten con una enfermera, por eso hemos recibido de forma positiva la decisión del TSJA, lo que quiere decir que aún estamos a tiempo de frenar esta temeridad: un profesor no puede asumir responsabilidades para las que no ha sido formado”.

Enfermeras en los colegios

El decreto del Principado del 22 de mayo de 2015 establece estrategias en materia de salud escolar. Satse se opone a este reglamento desde el momento en que fue publicado, cuando presentó el recurso que ahora ha sido admitido. El Sindicato de Enfermería defiende la incorporación generalizada de las enfermeras en los centros escolares por la importancia que supone su trabajo en el mantenimiento y mejora de la salud de los niños y jóvenes, siendo un objetivo comprometido en el Pacto por la Sostenibilidad y Calidad del Sistema Nacional de Salud, firmado con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

En este sentido, Satse considera que la presencia de una enfermera en cada colegio e instituto es una inversión muy rentable, que a futuro hará más sostenible el sistema sanitario ya que formaría a los alumnos a través de consejos y hábitos de vida saludables, concienciaría sobre la prevención de enfermedades, detectaría y atendería tempranamente enfermedades y fomentaría el autocuidado, lo que ayudaría a convertir a los niños y jóvenes en adultos “más sanos”.