Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 14:30
Martes, 11 de diciembre de 2012, a las 17:19

Redacción. Palma
El consejero de Salud, Familia y Bienestar Social, Martí Sansaloni, ha asegurado que la atención sanitaria en la comunidad "seguirá siendo pública, tal y como los ciudadanos la entienden".

Vicenç Thomàs, portavoz del PSOE.

El responsable autonómico de Salud ha remarcado su intención de "mantener el modelo público" y ha apuntado que el único aprovechamiento privado "que cabe" es el que se aplicaría en, por ejemplos, los kioscos, cafeterías, floristerías o entidades bancarias que hay en los recintos hospitalarios, "que se pueden alquilar y producen un ingreso económico" al departamento de Salud.

En respuesta a una pregunta parlamentaria formulada por el PSIB, Sansaloni ha remarcado que "la sanidad no es un negocio" y ha apuntado, así, que los únicos servicios que están externalizados en Son Espases son los de limpieza, seguridad o catering, ha manifestado después de que el socialista Vicenç Thomàs le preguntase sobre la posibilidad de alquilar quirófanos o despachos.

Thomàs, por su parte, ha criticado la "gestión negativa y caótica" llevada a cabo durante esta legislatura en la Consejería de Salud, que ha provocado que haya más de 120.000 personas en las listas de espera sanitarias, ha lamentado.

El Presupuesto de 2013 permitirá mantener los servicios sanitarios públicos

Asimismo, Sansaloni, ha afirmado que el Presupuestos de la comunidad autónoma para 2013 destinado a Sanidad permitirá que se mantengan las carteras de servicios sanitarios públicos que están establecidas por la normativa nacional, de modo que, se seguirá ofreciendo los mismos servicios que hasta el momento.

En respuesta a una pregunta parlamentaria formulada por el diputado no adscrito, Antoni Pastor, el consejero de Salud ha apuntado que esto será posible después de haber "invertido la tendencia inflacionista que otros gestores mantenían", si bien, ha reconocido que el presupuesto para el próximo año es "limitado".

"Mantendremos las carteras de servicios que emanan de la directiva nacional y lo haremos con la máxima eficiencia", ha remarcado.

Por su parte, Pastor le ha preguntado a Sansaloni cómo piensa gestionar su Consejería con ese Presupuesto que, según ha apuntado, es de 240 millones inferior al presupuesto liquidado de 2012, un extremo que el consejero ha negado, si bien, no ha desvelado a cuánto ascenderá dicha cantidad.

 "El presupuesto liquidado de 2012 no se conoce, porque no se ha cerrado el año todavía", ha indicado el titular de Salud, quien ha señalado que "la previsión de cierre no se ajustará a la realidad".

Por su parte, el diputado no adscrito ha apuntado alguno de los servicios sanitarios que se están viendo afectados por los recortes, y, en este sentido, ha mencionado que "en el Hospital de Manacor se están dando cita para estomatología con seis meses de espera, y que en los hospitales de Son Llàtzer y Son Espases haya médicos que están preocupados por la disminución de servicios que se deben prestar".