Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 08:25

La notificación de eventos adversos, a punto de generalizarse

Un comité científico ha trabajado en su adaptación en el último año

Martes, 05 de marzo de 2013, a las 17:02

Redacción. Valencia
La Consejería de Sanidad trabaja actualmente en la implantación del Sistema de Notificación de Incidentes y Eventos Adversos (Sinea) en todos los departamentos de Salud de la Comunidad, tal y como ha señalado el secretario autonómico, Manuel Escolano.

Manuel Escolano.

Escolano ha inaugurado este martes la jornada sobre Sistemas de Información de Notificación de Efectos Adversos en la práctica clínica. "Mejorando mediante Sinea". En ella, se han abordado temas como la puesta en marcha del Sinea, las distintas experiencias en los departamentos de Salud, los aspectos esenciales en su utilización y propuestas de mejora.

El sistema

De manera confidencial, ágil y voluntaria, los profesionales pueden notificar los efectos adversos, aunque no hayan generado un daño. Una vez notificados, toda esta información se canaliza con el objetivo de recopilar y analizar las incidencias y así poder adoptar medidas de mejora. El sistema no es punitivo por lo que las notificaciones las puede realizar cualquier profesional en contacto con el proceso asistencial, tanto desde los centros de salud como desde los hospitales.

Durante más de un año un comité científico, formado por referentes de seguridad de nueve departamentos de salud, ha adaptado el contenido de la plataforma Sinea, nacida inicialmente en los departamentos de Sant Joan y General de Elche, para su posterior aplicación a todos los departamentos.

Escolano ha recordado que "mejorar la seguridad es una de las prioridades del sistema sanitario valenciano. Precisamente con esa finalidad se puso en marcha en 2009 el Plan de Gestión de la seguridad del Paciente de la Comunidad Valenciana", que contempla la implantación de diversas prácticas seguras (higiene de manos, listado de verificación quirúrgica, prevención de úlceras por presión, etc), así como la puesta en marcha del Sinea. Para el secretario autonómico "el objetivo de la gestión de riesgos es identificar las situaciones de riesgo e implantar barreras para su reducción y prevención. Es decir, evitar los eventos adversos evitables y disminuir las consecuencias de los inevitables". La Consejería apuesta por el enfoque de cultura de seguridad del paciente no punitiva y con una orientación sistémica de análisis del error, ya que, según ha indicado Escolano "la mayoría de eventos adversos dependen de varios factores y el análisis del evento ocurrido permitirá implementar barreras para evitar los efectos adversos evitables y minimizar las consecuencias de los inevitables". En este sentido, el secretario autonómico ha indicado que el abordaje de la gestión de riesgos incluye el fomento de la notificación interna, tratar la seguridad del paciente como un problema de equipo y no individual y con un enfoque de sistema y no como punitivo.