21 nov 2018 | Actualizado: 17:35

Sanidad tiende la mano a Fomento para reforzar los controles psicológicos a los pilotos

El ministro asegura que está barajando fortalecer estos exámenes psicológicos, además de extenderlos con más frecuencia entre otros colectivos de trabajadores

Martes, 31 de marzo de 2015, a las 17:11
Cristina Alcalá. Madrid
Reforzar los controles psicológicos al personal que pilota un avión es una de las ideas que están en la mente del ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, especialmente tras el accidente del avión de Germanwings, provocado, supuestamente, por el copiloto Andreas Lubitz y que ha costado la vida a 150 personas.

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, y su homóloga de Fomento, Ana Pastor.

El titular de este departamento ha asegurado que se está barajando fortalecer estos exámenes psicológicos, además de extenderlos con más frecuencia también a los conductores de transportes colectivos, como autobuses o trenes.

En la actualidad, el organismo encargado de elaborar estos test es el Ministerio de Fomento, mientras que el de Sanidad puede ayudar a reforzarlo, como por ejemplo, este ofrecimiento de Alonso. Sin embargo, los actuales controles pedirían acortar la frecuencia por la cual los pilotos los realizan, según explica a Redacción Médica Fernando Chacón, presidente del Colegio de Psicólogos de Madrid. Reducir su periodicidad ayudaría a detectar anomalías en el comportamiento psicológico de estos trabajadores, para determinar si siguen siendo actos o no para la realización de su labor.

Otras de las medidas que ayudarían sería reforzar la salud laboral de los profesionales, es decir, hacer un especial seguimiento a estos trabajadores para conocer de cerca si en su vida personal o laboral se ha producido una anomalía particular.

Contar con la opinión de los expertos

En opinión de este experto, los controles psicológicos con los que cuenta España a día de hoy para analizar la salud mental de sus pilotos “no son malos”, pero serían más óptimos si se mejoraran sus medidas de seguridad, como por ejemplo, incluyendo nuevas variables que no estén al alcance del dominio público para “evitar ser copiadas por cualquiera”. Además, según Chacón, contar con la opinión de los expertos y no recortar en los recursos que se destinen a estos exámenes, garantizarán en un futuro este refuerzo que se plantea Sanidad.

No obstante, el ministro considera que antes de tomar medidas al respecto, hay que esperar a la autopsia psiquiátrica que se la haga a Lubitz, para determinar, a partir de ahí, si hay que incorporar “nuevas cautelas”, tal y como ha explicado en una entrevista a EFE.

Alonso apuesta en todo momento por los especialistas, como el personal encargado de realizar esta ‘autopsia’, ya que serán sus conclusiones las que digan exactamente si hay que modificar los protocolos de actuación, en qué hay que cambiarlos y si se deben introducir nuevas pautas.

“Yo siempre prefiero tener esa cautela y no me parece descartable que en un futuro se puedan reforzar los controles y que se pongan las evaluaciones periódicas con más frecuenta, pero vamos a esperar qué nos dicen”, ha afirmado. Unas medidas que, en todo caso, no las deben tomar los políticos “al calor de una tragedia”, ya que “se supone” que tanto en España como en Alemania, hay controles para que una persona que se encuentra de baja “no se ponga a los mandos de un avión”.

ENLACES RELACIONADOS:


Los psiquiatras descartan la depresión como ‘detonante’ de la actuación del copiloto de Germanwings (27/03/15)

Accidente de avión en Francia: un colaborador de Bayer y la mujer de un empleado entre las víctimas (24/03/15)