Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50

Los psiquiatras descartan la depresión como ‘detonante’ de la actuación del copiloto de Germanwings

Las personas con este trastorno pueden ser tratadas y llevar una vida normal con responsabilidades

Viernes, 27 de marzo de 2015, a las 18:11
Hiedra García Sampedro. Madrid
Los síntomas de la depresión mayor no se ajustan a la actuación del copiloto que estrelló el avión de Germanwings en los Alpes esta semana con 149 personas a bordo. “No cuadra ese diagnóstico con su conducta, seguramente hay otra patología añadida o diferente relacionada con la psicosis”, ha afirmado a Redacción Médica el jefe de Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Ramón y Cajal, Jerónimo Saiz.

Según el rotativo británico ‘The Times’, Andreas Lubitz padecía una depresión mayor y la compañía era consciente. Los expertos señalan que este trastorno tiene unos síntomas muy característicos y bien conocidos, como “la tristeza, la dificultad para disfrutar de las cosas, pérdida de energía y otros relacionados con la esfera cognitiva como pérdida de concentración o memoria”, advierte Saiz.

Por su parte, el diario alemán ‘Bild’ ha señalado que Lubitz recibió tratamiento psiquiátrico por un “grave episodio depresivo” hace seis años, en 2009. El episodio incluía “crisis de ansiedad y depresiones” y llevó al joven a recibir tratamiento psiquiátrico durante 18 meses.

Aunque la Fiscalía no ha precisado de qué enfermedad se trata, sí asegura que el copiloto tenía una patología por la cual estaba de baja el mismo día que colisionó el avión. La depresión mayor puede ser muy discapacitante y produce una merma en el rendimiento de las personas, sin embargo, Saiz asegura que “la mayoría no deriva en pensamientos suicidas y son personas que pueden seguir con sus responsabilidades y su vida con un tratamiento adecuado”.

“Hay que procurar que a consecuencia de esta desgracia, no se criminalice a las personas que tienen una depresión, que por otro lado son muchísimas, una de cada diez personas en el mundo padece o ha padecido o va a padecer depresión”, recuerda Jerónimo Saiz.