18 dic 2018 | Actualizado: 18:50

Sanidad propone a la UE una política sanitaria común para el inmigrante ilegal

La secretaria general de Sanidad y Consumo también ha relatado el éxito de la implantación de las estrategias de e-salud en los dos últimos años

mar 29 abril 2014. 13.41H
Redacción. Madrid
La secretaria general de Sanidad y Consumo, Pilar Farjas, ha participado en la reunión informal de ministros de Salud de la Unión Europea, que se celebra en Atenas. Farjas ha propuesto una reflexión sobre la oportunidad de “abordar y consensuar, como una política europea, la asistencia sanitaria básica que los estados de la Unión ofrecemos a las personas que no tienen la residencia regularizada”.

Pilar Farjas.

Farjas ha argumentado su planteamiento afirmando que “los países del sur hacen un enorme esfuerzo para recibir, atender y tratar a todas las personas; por tanto, las soluciones pasan por compromisos políticos compartidos” ante la inmigración irregular. En la sesión celebrada sobre ‘Migración y Salud Pública’, la secretaria general ha instado a los Estados miembros que “debemos avanzar en conocer, compartir y, si es posible, acordar las mejores prácticas, protocolos de atención sanitaria en los puntos de entrada y recomendaciones de seguimiento”. En cuanto a la atención en nuestro país, ha resaltado que la cobertura del SNS es la “más completa de la UE para personas en situación irregular” dado que incluye casos de urgencia hasta el alta médica, el embarazo, parto y postparto y menores de 18 años.

Éxito de la e-salud

La secretaria general de Sanidad y Consumo también ha hecho balance del grado de implantación de la e-salud en el SNS. En los últimos dos años, según sus cálculos, la implantación de estas herramientas se ha multiplicado, extendiéndose en mayor o menor medida a todas las comunidades autónomas, de forma que el 70 por ciento de las prescripciones médicas que se emiten en nuestro país son ya electrónicas. Además ha apuntado que 20 millones de pacientes disponen ya de su historia clínica digital, frente a los 7 millones al inicio de la legislatura y 7,5 millones de historias clínicas pueden ser ya consultadas por los países participantes como receptores del proyecto epSOS de implantación de la sanidad electrónica en Europa.