14 nov 2018 | Actualizado: 11:50

La vacuna de la tos ferina para bebés y embarazadas, por delante de la de recuerdo

Esta decisión continuará así hasta que se normalice el estado del suministro global

Lunes, 14 de marzo de 2016, a las 17:43
Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
La Consejería de Sanidad  mantendrá la prioridad de la vacunación contra el tétanos, difteria y tos ferina de los menores de dos años y embarazadas.

Jesús Morera.

Esta decisión implica retrasar transitoriamente la dosis de recuerdo de esta vacuna dTpa (difteria, tétanos y tos ferina de baja carga antigénica) que corresponde a niños y niñas de seis años hasta que se produzca una normalización del suministro global de esta vacuna, momento en el que se retomará la vacunación a esta edad y se vacunará a todos los que no la hayan recibido en su momento, según ha informado la Consejería.

Sanidad espera que este mismo año se comience a vacunar a los niños y niñas de 6 años, con una estrategia progresiva, comenzando por aquellos de mayor edad, informa en una nota.

Dado que los niños y niñas de 6 años ya han recibido cuatro dosis de vacuna frente a estas enfermedades, y que el objetivo de la vacunación a esta edad, los 6 años, es mantener la protección a largo plazo, no se considera que exista un incremento de riesgo por este retraso transitorio en la administración.

En Canarias se administra desde el 20 de febrero de 2015 una dosis de esta vacuna frente a la tos ferina a las mujeres embarazadas entre las semanas 28 a 36 de la gestación, y en cada uno de los embarazos.

La única vacuna que se puede utilizar en las embarazadas, según la evidencia científica disponible, es la dTpa de baja carga antigénica, que se encuentra disponible de forma gratuita en todos los centros de salud.

Problemas globales de suministro

En el caso de la vacuna de baja carga antigénica frente a la tos ferina (dTpa) se han producido problemas globales de suministro comunicados ya en 2014 por las dos compañías que la comercializan en España, lo que ha motivado cambios en las estrategias de vacunación propiciando una modificación temporal de las pautas de vacunación.

Teniendo en cuenta que las formas graves de la enfermedad y las defunciones se producen mayoritariamente en niños menores de 1 año, sobre todo en los menores de 2-3 meses, uno de los grandes objetivos en salud pública dentro del programa de vacunación frente a tosferina es la protección de estos lactantes. En esa línea, una de las estrategias planteadas para conseguir este objetivo es la vacunación en embarazadas.