La Consejería crea un grupo de trabajo con las sociedades científicas



23 sep 2015. 10.47H
SE LEE EN 1 minuto
Redacción. Valladolid
El consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, ha anunciado que su departamento estudia incentivos económicos y otras fórmulas de reconocimiento profesional y de otros tipos para poder cubrir plazas de “difícil cobertura” como es el caso de una vacante de pediatría en Guardo (Palencia) donde ha sido “materialmente imposible” encontrar a una persona que se haga cargo de la misma.

S. Aguado.

Para ello, ha explicado, se ha creado un grupo de trabajo con las sociedades científicas para acotar primero la definición de esos puestos de difícil cobertura donde podrían entrar también los enfermeros, por ejemplo, y plantear no sólo incentivos económicos, desde el reconocimiento de que en ocasiones estos no han sido suficientes para atraer médicos a esos puestos y hacer más atractivo el desempeño del trabajo en esas zonas.

Así se lo ha asegurado el consejero al procurador de Podemos David Castaño, quien ha lamentado el “gravísimo” problema que supone que la Junta no sea capaz de cubrir una plaza de pediatría en un municipio como Guardo por lo que ha apelado a la necesidad de abrir un debate que parta del “fracaso” de la actual situación.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.