17 nov 2018 | Actualizado: 13:45

Sanidad contará con 800 millones de presupuesto en 2013

Para Diego, las cuentas que mantienen “los parámetros de calidad de los servicios esenciales”

Viernes, 28 de septiembre de 2012, a las 12:39

Redacción. Santander
El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha explicado este viernes que el presupuesto regional de 2013 se basará en un "juego de equilibrios" caracterizado por un "exigente ajuste" en el gasto para cumplir los techos de déficit y deuda, manteniendo al mismo tiempo "parámetros de calidad" en la prestación de servicios esenciales como la sanidad y la educación, y "apostando por el desarrollo de la región" a través de la "estimulación" de los sectores productivos para "salir de la recesión".

Ignacio Diego, presidente de Cantabria, atiende a los medios.

En este sentido, ha anunciado que no habrá un descenso de las inversiones, pese a que el montante total del documento económico se reducirá notablemente, pasando de los 2.439 millones de euros de 2012 a no más de 2.050 millones de euros, según avanzó este jueves el propio Diego, quien desveló que de esa cantidad, 800 millones serán para la sanidad, 600 para la educación, 120 para el pago de los intereses de la deuda, y el resto a repartir entre las seis consejerías restantes.

A preguntas de los medios de comunicación, el presidente ha concretado este viernes algún dato más, como que en términos generales, el gasto en Bienestar Social --incluido en los 800 millones de sanidad--, representará el 10% del presupuesto general, la sanidad el 34 por ciento y la educación el 30 por ciento.

Según ha explicado, no se prevé un descenso "drástico" en los ingresos, pero en todo caso, este capítulo de planificará "desde un planteamiento de mucha prudencia", porque "no nos lleva a nada engañarnos con unos ingresos que luego no llegan y que nos meterían en más líos a medio plazo". Sobre las inversiones, precisó que se priorizarán aquellas que cuenten con cofinanciación de otras administraciones.

Añadió que el endeudamiento nuevo será "muy pequeño", y  procurarán no tocar el salario de los empleados públicos, con cuya colaboración espera contar para seguir haciendo reformas en el funcionamiento de la administración "para conseguir ahorros que eviten tener que quitar a los ciudadanos nada".

De hecho, el presidente ha destacado que se están diseñando mecanismos de control "absolutamente pioneros" y que el Gobierno de Cantabria aspira a ser "referente en la administración española en nuevos métodos de control y gestión del gasto".

Techos

Diego ha señalado que "no queda otro remedio" que ajustar el presupuesto para cumplir los techos de déficit, deuda y gasto, parámetros que configuran una cifra a la que "te tienes que someter" porque "ya no tenemos la capacidad" de determinar la cuantía del presupuesto.

El presidente ha insistido en el "esfuerzo" que supone para una administración reducir su presupuesto en varios cientos de millones de euros y el "derroche de imaginación" que hay que hacer para buscar "el menor perjuicio al ciudadano", sin renunciar a la "inclusión de recursos que sean generadores de actividad", algo que bien podría calificarse, opinó, como "la cuadratura del círculo".

Ello exige, ha añadido, un análisis exhaustivo de las consecuencias de cada decisión, porque "cuando se está en esta situación, el margen de error es ninguno". En todo caso, el presidente espera conseguir un presupuesto "útil" que permita mantener la calidad de los servicios y sirva a la reactivación económica.