13 dic 2018 | Actualizado: 22:10

Sánchez Rubio defiende la inversión pública en investigación biomédica

“Nuestra sanidad ocupa un lugar destacado en la investigación biosanitaria”, resalta la consejera de Salud andaluza

mié 18 marzo 2015. 15.19H
Redacción. Granada
La investigación biomédica es una “herramienta fundamental” para mejorar el diagnóstico y pronóstico de enfermedades. Así lo ha manifestado la consejera andaluza de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, durante su intervención en la Semana Mundial del Cerebro, titulada ‘Explora tu cerebro’.

La consejera andaluza de Salud, María José Sánchez Rubio.

“En Andalucía hemos mantenido nuestro esfuerzo en investigación y en terapias avanzadas para ofrecer soluciones a problemas de salud que hoy no las tienen y contribuir al desarrollo económico de la comunidad”, según ha defendido la responsable andaluza, quien ha señalado que durante los últimos años, el impulso realizado por el Gobierno andaluz en esta materia se ha traducido en la rentabilización económica y social del sector biotecnológico, incrementándose el número de publicaciones científicas y de patentes biotecnológicas.

A este respecto, Sánchez Rubio ha puesto en valor la patente registrada, recientemente, de un nuevo método para diagnosticar alzhéimer a partir de una analítica de sangre. El proyecto ha sido posible gracias a las investigaciones de los hospitales andaluces Virgen de las Nieves y Clínico de Granada, los hospitales madrileños Ramón y Cajal y la Paz, y la empresa andaluza Neuron Bio, que ya cuenta con otras patentes diagnósticas que utilizan biomarcadores para el diagnóstico de enfermedades neurodegenerativas. En concreto, en Granada han trabajado en el proyecto los neurólogos Cristóbal Carnero, Adolfo Mínguez, Juan Montes y Rosa Vilches.

Apoyo económico clave

La consejera ha recordado que la apuesta de su departamento por la investigación se ha visto refrendada esta semana con la autorización, por parte del Consejo de Gobierno de la Administración regional, de 16,38 millones de euros a la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud para financiar las actividades de soporte y gestión a la investigación y la innovación, así como a los centros e infraestructuras de investigación biomédica ligados al sistema sanitario público de Andalucía. La actividad de estos centros se incluye en la Estrategia de I+D+i Sanitaria, que este año cuenta con un presupuesto de 75,6 millones de euros por parte de la Junta de Andalucía.

“Nuestra sanidad ocupa un lugar destacado en la investigación biosanitaria, donde disponemos de institutos de investigación de primer nivel en los grandes hospitales y centros temáticos de investigación sobre células madre, genética y cáncer, medicamentos innovadores y nanomedicina, así como otras infraestructuras complementarias”, ha expuesto la titular de Salud.