Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:20

Salud impulsa un programa para que los pacientes que lo precisen puedan utilizar un lavabo con urgencia

256 personas ya disponen de la tarjeta ‘No puedo esperar’ por el que pueden usar gratuitamente aseos de restaurantes, comercios y otros equipamientos

Lunes, 06 de julio de 2015, a las 17:29
Redacción. Barcelona
El consejero de Salud, Boi Ruiz, ha presidido la firma del convenio de colaboración entre el Departamento de Salud, la Asociación de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa de Cataluña (ACCU Cataluña), el Gremio de Restauración de Barcelona y Fomento del Trabajo Nacional para la implementación del proyecto "No puedo esperar".
 

Boi Ruiz ha presidido la firma del convenio.

Se trata de una iniciativa pionera en España que permite a las personas que tienen un problema médico, no contagioso, utilizar de forma urgente y gratuita un aseo de los establecimientos adheridos al programa. Hasta ahora, se han sumado 373 centros, entre comercios, bares, restaurantes, instalaciones municipales, hospitales y otros establecimientos.

El proyecto se puso en marcha en diciembre de 2013 en Girona y se ha implementado con éxito en Sabadell, Palamós, Calonge y Terrassa, donde ya hay 256 beneficiarios. Con la firma del Convenio de hoy se desplegará en Barcelona y, a partir del mes de septiembre, llegará a Badalona y algunos municipios del Maresme, Vic, Puigcerdà y La Cerdanya, Solsona, Santa Coloma de Gramenet, Manresa, Sitges y el Hospitalet. El objetivo del proyecto, según ha explicado el presidente de la ACCU Cataluña, Enric Bosch, es que se haga extensivo a todos los municipios de Cataluña "en dos o tres años".

La tarjeta "No puedo esperar" es totalmente anónima. El emite el ACCU Cataluña y lo entregan a los médicos especialistas a pacientes con enfermedades inflamatorias intestinales, pacientes ostomizados o colectomizados, pacientes sometidos a cirugía por un cáncer de recto, o pacientes con otras enfermedades y que sus médicos consideran que necesitan tarjeta.

El consejero de Salud, Boi Ruiz, ha destacado la importancia de esta iniciativa, que contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por estas enfermedades. Ruiz ha subrayado que “tenemos un proyecto maduro y sólido que evidentemente tiene que crecer más". Ha destacado también la tenacidad del ACCU Cataluña, entidad que ha permitido canalizar la iniciativa, así como la labor realizada por el Consejo Consultivo de Pacientes de Cataluña.

Boi Ruiz ha señalado que este proyecto también se hará extensivo a otras enfermedades y ha explicado que la iniciativa "se ha podido desplegar gracias a un tercero", con referencia a los centros y establecimientos colaboradores. Y ha añadido que "sin ellos no hubiera sido posible, ya que se trata de dar solución a un problema que está, precisamente, fuera del sistema sanitario".

Se han llevado a cabo iniciativas similares en varios países: Estados Unidos de América, Gran Bretaña, Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Francia y Bélgica.

"No puedo esperar" tiene su app

La iniciativa "No puedo esperar" también dispone de una aplicación para dispositivos móviles que recoge los horarios y la ubicación de los centros hospitalarios, restaurantes, comercios y otros establecimientos adheridos a la campaña.