Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Salud pondrá en marcha en 2016 una nueva estrategia de salud mental

Pretende priorizar los servicios de proximidad como atención domiciliaria o centros de día

Miércoles, 25 de noviembre de 2015, a las 19:01
Redacción. Palma de Mallorca
Patricia Gómez ha anunciado este miércoles que su administración desarrollará una estrategia de salud mental para el año 2016, dentro de las líneas estratégicas de la Consejería en esta área, , ya que el actual plan data del año 2006.

En su comparecencia ante la Comisión de Salud del parlamento, la consejera ha adelantado que lo primero será “buscar modelos de atención a la salud mental por procesos asistenciales”.  Además, ha añadido que se incrementarán progresivamente  los servicios comunitarios y se dará prioridad a los servicios de proximidad como atención domiciliaria, unidades comunitarias de rehabilitación, centros de día, viviendas tuteladas y recursos de integración.

Patricia Gómez en la Comisión.

La consejera ha garantizado que, dentro del nuevo plan de Salud Mental, habrá una cartera de servicios comunes sanitarios y sociales en todas las islas. Asimismo, se elaborará un plan de atención comunitaria de carácter polivalente y preventivo destinado a fomentar la autonomía de las personas.

Por otro lado, la consejería pretende con este plan  mejorar la organización y atención a las drogodependencias, así como potenciar los servicios de atención dentro del ámbito infanto-juvenil. Por último, la consejera ha querido señalar que también se destinará parte del plan a formación continua de los profesionales del área de Salud Mental.

La consejera ha explicado que en Baleares hay diagnosticados de un problema de salud mental cerca de 185.000 personas (150.000 en Mallorca, 20.000 en Ibiza y Formentera y 15.000 en Menorca). De ellas, cerca de 5.000 sufren un trastorno mental grave.

Gómez ha señalado que no sería posible atender de forma adecuada a este número de usuarios de salud mental sin los recursos sanitarios de Atención Primaria, que atienden a gran parte de las personas que sufren trastornos más leves. El resto, los más graves, son atendidos desde la atención especializada. “Es por ello que el trabajo de coordinación entre la atención primaria y la atención hospitalaria es uno de los ejes fundamentales del engranaje”.