Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

Ruiz asegura que no ha habido cambios en la forma de contabilizar las listas de espera

Sin embargo, trreconoce que se han cometido errores en la comunicación

Jueves, 07 de marzo de 2013, a las 14:42

Boi Ruiz.

Redacción. Barcelona
Boi Ruiz, consejero de Salud de la Generalitat, ha descartado este jueves que se haya producido ningún cambio en la forma de publicar las listas de espera en Cataluña, después de que Redacción Médica hubiese confirmado este hecho con la Consejería de Sanidad, tras comprobar que el tiempo real de espera, según el criterio de contabilidad que había empleado la administración hasta mediados de 2012  que se cambió solo semanas antes de la comparecencia en la que Ruiz anunció las cifras en el Parlament, había aumentado de 2011 a 2012, de 4,57 meses de media a  6,20.

"Lo novedoso en las listas de espera es que por primera vez publicamos los dos indicadores que se utilizan, para que nadie nos diga que hemos cambiado los criterios", ha señalado a los medios de comunicación. Ruiz ha explicado que hasta ahora solo se hacía público el tiempo que espera medio que un ciudadano aguarda hasta que es operado, mientras que ahora la Conselleria publicará también el tiempo medio que lleva un ciudadano esperando, sin contar a los ya operados, y que ambos indicadores se publicarán "siempre".

Sin embargo, el consejero reconoce: "Seguramente cometemos errores" en la comunicación, aunque ha insistido en que lo importante es que ahora hay menos gente en lista de espera y que se ha priorizado la operación de las personas que más tiempo llevaban inscritas en las listas.

El consejero insiste en el esfuerzo para "priorizar a toda la gente que esperaba más", y ha destacado que el volumen de gente pendiente de operarse se ha reducido un 12 por ciento hasta las 70.800 personas, mucho más del 2 por ciento al que se comprometió en un principio.

Farmacias

En relación a las farmacias, que planean cierres patronales sucesivos y una reclamación judicial por los impagos del Govern, Ruiz ha admitido que, "en el mejor de los casos", la Generalitat pagará este año con el mismo retraso que en 2012.

"No podemos hacer frente a los pagos en los plazos establecidos", ha asumido, después de mantener este jueves una reunión con los colegios farmacéuticos, por lo que el Govern busca un crédito puente que permita avanzar parte de los retrasos, una situación igualmente complicado porque, igual que las farmacias ya no reciben más préstamos de los bancos porque no confían en la Generalitat como aval, difícilmente ésta los obtendrá.

Ruiz ha reiterado que la solución no está en manos de Catalunya, sino en el ritmo de recepción del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), una herramienta que prioriza en primer lugar el pago de intereses generados y, por lo tanto, deja para el final el pago de la factura farmacéutica, y ha insistido también en que se amplíe el techo de déficit hasta el 1,5 por ciento del PIB en lugar del 0,7 por ciento previsto.