Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

El PSOE critica que se reduce un 11 por ciento la partida de personal sanitario

Prácticamente se “elimina” el Programa de Atención Dental Infantil

Miércoles, 12 de diciembre de 2012, a las 18:35

Redacción. Palma
El portavoz adjunto del PSOE, Vicenç Thomás, ha criticado que los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2013 reducen en 68 millones de euros la partida destinada a la contratación de profesionales sanitarios en los hospitales de Baleares y que se destine "cero euros" a la rehabilitación de hospital de Son Dureta.

Vicenç Thomás, portavoz del PSOE.

Son algunos de los "recortes" que ha mencionado Thomàs y que expondrá en el próximo pleno del Parlamento a través de una interpelación que defenderá relativa a política sanitaria.

Con todo, el portavoz ha lamentado la reducción que experimentará la partida destinada a personal sanitario, que supondrá en descenso que rondará el 11 por ciento en Son Espases, Son Llátzer y Can Misses, al tiempo que ha lamentado que, "por primera vez en la historia", se destinará a cada ciudadano balear menos de 1.000 euros al año en las Cuentas Públicas de 2013.

Estos presupuestos "son claramente insuficientes y absolutamente irreales", ha explicado Thomàs, quien ha denunciado la desaparición de todo el presupuesto para campañas de salud, como el tabaquismo, el SIDA o para la detección del cáncer precoz, entre otras. Tampoco se prevé ni un euro de inversión en Son Dureta, por lo que queda demostrado que el PP "ha vuelto a decir mentiras" cuanto del presidente y el conseller del ramo aseguraron que el año que viene funcionarían 80 camas.

Según ha dicho, tampoco se ha dotado correctamente la facturación farmacéutica ni el reintegro a los pensionistas por el que han pagado de más en recetas y prácticamente se "elimina" el Programa de Atención Dental Infantil.

Así, el socialista ha explicado que el PSOE ha presentado toda una serie de enmiendas a los Presupuestos para "corregir los errores" en política sanitaria, en las que se piden la retirada de la tasa de los 10 euros que se abona por tarjeta sanitaria, la restitución de la figura del defensor del usuario, y la afectación del impuesto de gasolina a gasto sanitario, entre otras.

"Nos oponemos frontalmente a la utilización privativa del dominio público, en materia sanitaria", ha explicado Thomàs, quien ha defendido que se utilicen los quirófanos y las infraestructuras existentes -pagadas con el dinero de todos los ciudadanos- para acortar las listas de espera. "Las listas de espera son el espejo del gran fracaso de la política sanitaria del PP y ya afectan además del 10 por ciento de la población.”, ha concluido.