19 nov 2018 | Actualizado: 15:00
Miércoles, 04 de febrero de 2015, a las 18:26
Redacción. Bilbao
La portavoz de Salud del Grupo Parlamentario Socialistas Vascos, Blanca Roncal, ha celebrado que, "por fin", Biocruces haya conseguido la acreditación para desarrollar su proyecto de investigación sanitaria, pero ha lamentado los "dos años perdidos por el empecinamiento del consejero Darpón en bloquear todas las iniciativas emprendidas por el anterior Gobierno, sólo porque éste era socialista".

Blanca Roncal.

En un comunicado, Roncal ha recordado que "una de las primeras decisiones del consejero Darpón fue paralizar el muy avanzado proyecto de Biocruces, diseñado por el Gobierno de Patxi López, para el que aquel Ejecutivo había diseñado un ambicioso plan de investigación e innovación sanitaria, un puntal de modernización del país al servicio de la atención sanitaria de los ciudadanos vascos, y había conseguido garantizar su financiación con fondos europeos y préstamos preferentes".

"Decisiones como la de esta paralización son las que han llevado a Euskadi a retroceder en I+D+I", ha criticado, para añadir que "paralizar el proyecto de Biocruces, surgido por impulso de los propios profesionales sanitarios y con una clara vocación de servicio público, ha supuesto perder dos años de oportunidades y dar un paso atrás en el compromiso de los diferentes Gobiernos de Euskadi por situar a la Comunidad Autónoma Vasca en la cabeza de la innovación, en este caso en un ámbito que afecta de forma directa a los ciudadanos".

La parlamentaria socialista justifica la "falta de ambición en investigación" en el hecho de que el Departamento de Salud haya tenido que "rectificar todas sus decisiones, también en relación a Biocruces, motivar la dimisión en pleno del anterior comité científico, tener que relevar a quienes confió en principio este asunto, reconducir un proyecto alternativo que provocó las dudas del instituto calificador, y acabar diseñando un edificio aún más caro del diseñado por su predecesor, después de haber utilizado como excusa razones económicas para su paralización".

Roncal ha mostrado su confianza en que los científicos que deben desarrollar su labor en Biocruces "sean capaces de recuperar con su trabajo el tiempo que el consejero Darpón ha hecho perder a la investigación y el retroceso que esto ha supuesto para Euskadi".