Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

Premiado el trasplante ocular del Mancha Centro

El Servicio de Oftalmología de dicho centro realizó la intervención de saco de cristalino el pasado mes de septiembre

Domingo, 14 de junio de 2015, a las 18:24
Redacción. Ciudad Real
El trasplante de saco de cristalino llevado a cabo en el Hospital General La Mancha Centro de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) en septiembre por el Servicio de Oftalmología ha obtenido un nuevo reconocimiento. Se trata del conseguido durante el 30º Congreso de la Sociedad Española de Cirugía Implanto-Refractiva (SECOIR) celebrado en Gran Canaria, donde recibieron un premio en la categoría de vídeos del cristalino.

Fernando González del Valle, jefe del Servicio de Oftalmología del Mancha Centro, y José F. Alfonso Sánchez, presidente de Secoir.

El nuevo tipo de trasplante ocular, propuesto por el jefe de dicho servicio, Fernando González del Valle, se describe con todo detalle en el vídeo premiado y abre nuevas posibilidades para la donación de órganos y tejidos. El trasplante de saco cristaliniano consiguió solucionar con éxito el problema de aniridia que presentaba la paciente beneficiaria del mismo y que provocaba una fotofobia importante.

La solución tradicional de la aniridia y de la afaquia después de un trauma consistía en colocar una prótesis de tamaño grande que exigía una abertura ocular muy grande. La nueva técnica del Mancha Centro consigue resolver este problema a través de una microincisión. Los oftalmólogos introdujeron todo plegado: el iris artificial, el saco cristaliniano del donante y la lente intraocular. Después lo suturaron por el sistema nudo de vaca (cow hitch) que también han propuesto a la comunidad oftalmológica.

Otra de las ventajas es que permite realizar un estudio de viabilidad del trasplante, sin tener que hacer el trasplante en caliente (es decir, en el mismo momento en que se obtiene el tejido). El saco cristaliniano se conservó durante 15 días en el Banco de Ojos del Hospital Mancha Centro, tiempo en el que se trató con un antimicótico, siendo la primera vez que se realizaba esta técnica para prevenir la opacidad del saco cristaliniano.