Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 11:50

Plan de crónicos: un paciente más responsable y comunicación entre niveles asistenciales

Estratificación y segmentación y más protagonismo de la Atención Primaria, otras de las líneas a seguir

Miércoles, 18 de marzo de 2015, a las 18:50
Redacción. Toledo
A escasos meses del fin de la legislatura el Gobierno de Castilla-La Mancha ya tiene preparado su ‘Plan Director de Atención a la Cronicidad en un Modelo de Integración Asistencial 2014-2017’, un documento en el que marca las líneas estratégicas a seguir para virar su sistema sanitario y en este camino optimizar la atención a este tipo de pacientes.

María Dolores de Cospedal durante la presentación del plan.

Las claves del nuevo modelo serán la estratificación y segmentación; la redefinición de los procesos asistenciales; la potenciación del papel de la Atención Primaria; el impulso de la corresponsabilidad del paciente y cuidadores; el establecimiento de mecanismos de priorización y coordinación; el refuerzo del papel de enfermería como consultor y gestor; y la evolución de los sistemas de información actuales.

Los roles profesionales que tiene previstos este plan señalan al médico de familia y la enfermera de Atención Primaria como “equipo clave” en la coordinación de los recursos asistenciales y en la atención a las necesidades del paciente y su entorno familiar; el especialista consultor como enlace de un modelo alternativo de comunicación y coordinación entre Atención Primaria y Atención Especializada, que estarán orientados a fomentar un abordaje conjunto de los procesos en pacientes concretos que les facilite disponer del mejor tratamiento en el nivel asistencial adecuado al mismo; y el trabajador social, como enlace de referencia en el entorno sociosanitario. Según el plan director este papel será clave para potenciar la continuidad asistencial en la transición del paciente a lo largo del sistema, tanto en el ámbito asistencial como en el sociosanitario.

Además, tiene previsto que los sistemas tecnológicos de soporte ofrezcan también al profesional sanitario un visor que integrará la información procedente del paciente en su interacción con Atención Primaria, Atención Especializada y el ámbito sociosanitario. La previsión del plan considera que la visualización de todos los datos en una ubicación común facilitará a los equipos profesionales los procesos de toma de decisiones, y que esto “redundará en una mejor atención al paciente crónico y un uso más eficiente de los recursos disponibles”.

Huir del paternalismo tradicional del sistema

El nuevo plan director quiere que el paciente sea más responsable de su patología, y huir del tradicional paternalismo que ha caracterizado al Sistema Nacional de Salud desde su creación. De esta forma incide también en la promoción de hábitos saludables y prevención en la enfermedad crónica, mediante la participación del paciente crónico en el control y manejo de su propia patología, al tiempo que aprende también a evitar las complicaciones y comorbilidades asociadas. La población en general también será destinataria de acciones para fomentar estilos de vida saludables.

En definitiva, este proyecto pretende un cambio de cultura tanto de la organización del sistema de salud como de los pacientes y cuidadores que dé lugar a un trabajo más coordinado entre profesionales y a una mayor autonomía y cualificación de los agentes de interés en materia de enfermedades crónicas como son la población en general, los pacientes, sus familiares y cuidadores.