Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 09:15

País Vasco implantará en 2014 su sistema de información sociosanitaria en residencias

‘Osabide’ pretende avanzar en una línea marcada por la colaboración entre lo sanitario y lo social

Martes, 15 de octubre de 2013, a las 15:49

Redacción. Vitoria
El Departamento de Salud ha anunciado la implantación del sistema de información e historia clínica única, ‘Osabide’, en varias residencias de tres territorios diferentes de la comunidad. La iniciativa, que se pondrá en marcha en enero de 2014, ha sido bien recibida por los representantes de las administraciones, que sin embargo han remarcado la necesidad de determinar las funciones de este ámbito a través de la creación de una cartera de servicios.

 

Mercedes Muñiz, directora general de Inserción Social de la Diputación de Vizcaya; Marta Alaña, diputada de Servicios Sociales de Álava; Íñig Pombo, viceconsejero de Políticas Sociales; Gloria Sánchez, presidenta de la Comisión de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda; Ander Rodríguez, diputado de Política Social de Guipúzcoa; José Antonio de la Rica, coordinador sociosanitario del Departamento de Salud; y Eduardo Maiz, de la Asociación de Municipios Vascos.

Esta iniciativa, que ha copado la mesa de debate sobre el tema en el Encuentro de Parlamentarios del País Vasco organizado por Sanitaria 2000 con la colaboración de Biogen Idec, llevará el sistema de historia clínica única a tres o cuatro centros de cada uno de los tres territorios seleccionados para su puesta en marcha a través de un programa piloto. De esta manera, el nuevo servicio se sumará a la estructura de Osabide, compuesta por el visor de historia clínica ‘Global Clinic’; la historia clínica en Atención Primaria ‘Osabide AP’; y la historia en atención especializada y futura historia única, ‘Osabide Global’.

Con la integración del nuevo sistema en residencias, desde los Departamentos de Salud y Políticas Sociales se pretende establecer un marco de colaboración del que se beneficiarán los pacientes, que tendrán una atención sociosanitaria integral; y la Administración, que tendrá un mayor control sobre el gasto farmacéutico y de material sanitario. Entre sus objetivos están establecer una colaboración que tenga al paciente como eje de la atención; integrar fórmulas de funcionamiento y calidad asistencial comunes; y establecer una línea de estilo de actuación común.

El viceconsejero de Políticas Sociales, Álvaro Pombo, ha valorado de forma muy positiva esta medida, aunque ha querido dejar claro que “en materia sociosanitaria, aún tenemos mucho por andar”. Asimismo, ha declarado que más importante aún que el sistema de comunicación en sí mismo es diseñar una “pequeña” cartera de servicios en la que se definan cuáles son sus competencias exactas.

Los representantes de políticas sociales de las diputaciones presentes en la mesa, Mercedes Muñiz, Ander Rodríguez y Marta Alaña, han mostrado una postura similar a la de Pombo, subrayando que un sistema de información es “necesario, pero insuficiente para vertebrar el sistema sociosanitario”. En ese sentido, la más directa en sus declaraciones ha sido Alaña, diputada de Servicios Sociales en Álava y para quien “la coordinación entre los sistemas sanitario y social es importante, pero lo es más aún entre las instituciones de que dependen”.

A la izquierda, el viceconsejero de Políticas Sociales, Íñigo Pombo. En la imagen de la derecha, la presidenta de la Comisión de Empleo y POlíticas Sociales, Gloria Sánchez.

Los responsables de Politica Social de las tres diputaciones: María Alaña (Álava), Ander rodríguez (Guipúzcoa) y Mercedes Muñiz (Vizcaya).

En la imagen de la izquierda, el Consejero de Polticas Sociales, Juan María Aburto (derecha) junto al viceconsejero Íñigo Pombo. A la derecha,  Lidia Milibia, directora de Servicios Sociales y Emilio Sola, asesor de Políticas Sociales.

Iñaki Betolaza, director de Farmacia del Gobierno vasco; Miguel Ángel Gasteurrutia, vicepresidente del Colegio de Farmacia de Guipúzcoa; y Ángel Garay, presidente del Colegio de Farmacia de Álava.

El jefe del Servicio de Neurología del Hospital Basurto, Alfredo Rodríguez-Antigüedad, junto al director gerente de la Fundación Vasca de Esclerosis Múltiple, Pedro Carrascal. A la derecha, Ricardo López, director general de Sanitaria 2000, saluda al consejero Aburto.

El presidente del Colegio de Médicos de Vizcaya, Cosme Naveda (en el centro), junto a Íñigo Pombo, viceconsejero de Políticas Sociales y Juan María Aburto, consejero de dicho departamento.