Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 17:00

Osakidetza atiende con los nuevos antivirales a 1.257 afectados por la hepatitis C

La media de edad de las personas tratadas se sitúa en torno a los 55 años

Miércoles, 07 de octubre de 2015, a las 11:32
Redacción. Bilbao
Osakidetza ha atendido desde el 1 de enero hasta el 30 de septiembre con los nuevos antivirales a 1.257 personas afectadas de hepatopatía crónica por virus de hepatitis C, una cifra que "aumenta cada semana", según ha dado a conocer este miércoles el director de Asistencia Sanitaria de Osakidetza, Antonio Arraiza, y el coordinador de la Estrategia para la Atención de la Hepatitis C en Euskadi, Daniel Zulaica, en su comparecencia para presentar dicha estrategia ante la Comisión de Salud y Consumo del Parlamento Vasco.

Antonio Arriaza.

Ambos han subrayado que en Euskadi "se seguirá tratando paulatinamente a todos los pacientes como se ha hecho hasta ahora,  atendiendo única y exclusivamente a criterios médicos y de equidad", lo que significa "priorizar con la máxima celeridad y rigor a las personas más graves, en línea, por otra parte, con la estrategia definida por el Ministerio de Sanidad para los próximos tres años por el grupo de expertos liderado por Rodés".

Los médicos comparecientes han destacado el "esfuerzo" que la sociedad vasca está llevando a cabo, a través de Osakidetza, y que ha permitido que, "de las 2.367 personas que el equipo de Rodés marca como objetivo con ese horizonte de 2017, hayan sido ya tratadas 1.257, es decir, más de la mitad a fecha 30 de septiembre".

Según han dado a conocer en su comparecencia parlamentaria, la media de edad de las personas tratadas, se sitúa en torno a los 55 años y 3 de cada 4 pacientes (74 por ciento) son varones. En su comparecencia, Zulaica y Arraiza han explicado las cuatro líneas de actuación en las que se basa la Estrategia para la Atención de la Hepatitis C en Euskadi: determinar la magnitud actual de la infección por el VHC y de la hepatitis C crónica; promover medidas preventivas para evitar la transmisión del VHC; definir un Plan de Actuación Terapéutico y Clínico Asistencial; e impulsar la comunicación con la población general y con las personas  afectadas.