Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 09:15

Oliván apuesta por el médico de Urgencias como clave en el ahorro económico

El consejero insiste en el uso racional de los servicios sanitarios para no colapsar el Salud

Sábado, 16 de marzo de 2013, a las 11:42

Redacción. Zaragoza
El consejero de Sanidad, Bienestar social y Familia, Ricardo Oliván, ha clausurado este sábado las III Jornadas Nacionales sobre Seguridad del Paciente en Urgencias y Emergencias celebradas en Zaragoza.

Ricardo Oliván, consejero de Sanidad.

Oliván ha afirmado que el médico de urgencias, que considera al paciente de una forma integral, es el profesional idóneo para llevar a cabo este trabajo, que repercute en una mayor proporción de ingresos adecuados. Esto además lleva consigo un significativo ahorro económico y una mejora de la satisfacción del paciente que no es ingresado si realmente no lo necesita y, de requerir ingreso, lo hace con un diagnóstico, las más de las veces, certero o al menos orientativo acerca del proceso que lo aqueja, ha destacado el consejero.

En Aragón tienen lugar, de media por año, algo más de 700.000 atenciones de urgencias (un 2,7% del total nacional) de las que un 11,3 por ciento cursaron con ingreso hospitalario. “Este exhaustivo trabajo de nuestros profesionales sanitarios, ha afirmado el consejero, permitió que algo más de 500 mil personas tuvieran, tras ser diagnosticadas, otras vías de salida del sistema de urgencias, bien por concesión del alta médica o por traslado a otro tipo de establecimiento sanitario”, ha comentado Oliván.

Según el máximo responsable de la sanidad aragonesa “por todas estas razones y dada la importancia de estos servicios sanitarios, debemos concienciarnos para no colapsarlos y hacer un uso racional de ellos, acudiendo sólo cuando se trate de una verdadera emergencia, en la seguridad de que esta actitud de respeto hacia el trabajo de los profesionales y a los pacientes que verdaderamente necesitan de su buen hacer, han de fomentar la seguridad del propio paciente que, a la postre, es lo que se pretende con estas jornadas”.

Por último, el consejero ha felicitado a los organizadores y participantes del Congreso por el esfuerzo y rigor realizados. Al mismo tiempo, les ha trasladado la necesidad de la celebración de nuevas ediciones que incidan en la importancia de la seguridad y de la calidad en este tipo de asistencia sanitaria, porque ello ha de repercutir en más seguridad, más eficacia y mayor confianza, si cabe, por parte de los ciudadanos en nuestro sistema sanitario.