Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

Obesidad y sobrepeso causan daños en el hígado similares al consumo excesivo de alcohol

Afecta a ambos sexos, y tanto en la edad adulta como pediátrica

Martes, 24 de diciembre de 2013, a las 10:47
Redacción. Barcelona
Investigadores del Instituto de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol (Idiap Jordi Gol) estudian los factores asociados al hígado graso no alcohólico , una patología que daña el hígado y que puede desencadenar una cirrosis, aunque el paciente no consuma alcohol.

Llorenç Caballería.

El estudio se realizó en pacientes de entre 17 y 80 años que no tenían antecedentes de enfermedad hepática, ni consumían alcohol (es decir, no tenían un consumo de más de > 30g/día en hombres, ni más de > 20g/día en mujeres), pero que presentaban hígado graso (esteatosis hepática), detectado en una ecografía abdominal.

Para cada caso de intervención se seleccionó un caso de control, del mismo equipo asistencial, edad y sexo. En total fueron 704 pacientes, con una media de edad de 55 años y más hombres (50,4%) que mujeres (49,6%). Finalmente, el número de casos de intervención fue de 327 y el de casos control fue de 377.

Según Llorenç Caballería, investigador del Idiap, "los resultados nos muestran que variables como la obesidad, el sobrepeso o la resistencia a la insulina van muy ligados a la presencia de hígado graso no alcohólico, siendo especialmente significativa la obesidad, la hipertensión arterial y la diabetes".

También se ha podido observar que la enfermedad del hígado graso no alcohólico no sólo afecta a las personas adultas obesas o a las mujeres diabéticas, como se creía hasta ahora, sino que se ha visto que también puede producirse igualmente en ambos sexos, tanto en la edad adulta como en la pediátrica, y que esto seguramente es debido al aumento de la obesidad en las sociedades occidentales.

Los autores del estudio y su investigador principal, Caballería , concluyen que "si sumamos al aumento de la población obesa, la elevada prevalencia del síndrome metabólico (SM), y su relación con el aumento del riesgo cardiovascular, y el papel que juega la esteatosis como componente hepático del SM, está claro que el hígado graso no alcohólico se convierte en un problema sanitario importante, que hay que evitar desde la atención primaria con el diagnóstico y el control de los factores de riesgo asociados".

La Fundación Jordi Gol i Gurina fue creada en 1996 por el Instituto Catalán de la Salud, con la finalidad de promover y gestionar la innovación, la formación, la docencia y la investigación clínica, epidemiológica y en servicios de la salud en el ámbito de la atención primaria.