Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

Nisa Sevilla impulsa curso de simulación clínica para mejorar la seguridad del paciente

Se trata del primer centro privado andaluz en organizar una actividad de simulación en tiempo real

Jueves, 22 de octubre de 2015, a las 17:54
Redacción. Sevilla
El Servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital Nisa Sevilla-Aljarafe organiza el primer curso de simulación clínica en tiempo real que se hace en un hospital privado en Andalucía. Su objetivo principal es incrementar la seguridad del paciente a través de la mejora en el entrenamiento de los profesionales, gracias a metodologías innovadoras y equipamientos de última tecnología, que nos permiten desarrollar programas específicos de simulación clínica.

Granados.

La seguridad del paciente es un objetivo básico de los profesionales y de los responsables de la gestión de los servicios de salud. Según el responsable del Servicio, Luis Manuel Granados, “la práctica diaria incrementa las habilidades del personal sanitario, pero es necesario que los primeros contactos con el paciente se realicen en un entorno controlado”.

Técnicas para aumentar la seguridad en el paciente

Son diversos los métodos que pueden utilizarse para incrementar la seguridad del paciente. Uno de ellos es el aprendizaje práctico con adquisición de habilidades en situaciones que simulan la realidad del paciente, es decir, la simulación clínica. Para ello “hay que potenciar el uso de los avances tecnológicos como aplicaciones informáticas, maniquíes, simuladores virtuales y robótica avanzada”. El curso se y posteriormente se analizará y se realizarán autocríticas de las actuaciones.

El informe del Instituto de Medicina de Estados Unidos, ‘To err is human: cuilding a safer health system’, evidencia que la salud no es tan segura como debería ser;  estimó entre 44.000 y 98.000 las muertes atribuidas a errores en la atención sanitaria. Recomienda el uso de la simulación para enfatizar la seguridad del paciente a través del entrenamiento del nuevo personal sanitario, resolución de problemas, manejo de crisis y, especialmente, de situaciones nuevas o poco frecuentes y procedimientos potencialmente de riesgo.

En lo que a España se refiere, el estudio Eneas (2005) para el estudio de los efectos adversos ligados a la hospitalización muestra que, de los 1.063 pacientes que sufrieron efectos adversos durante el estudio, hubo una incidencia del 9,3 por ciento ligada directamente a la atención sanitaria.