15 nov 2018 | Actualizado: 11:50

MSF denuncia que EEUU y Afganistán conocían las coordenadas del hospital bombardeado

Según la organización, informaron previamente de su ubicación y, a pesar de eso, fueron víctimas de un ataque aéreo de más de 30 minutos

Domingo, 04 de octubre de 2015, a las 19:40
Redacción. Madrid
Médicos Sin Fronteras (MSF) denuncia que los gobiernos de Estados Unidos y Afganistán conocían las coordenadas geográficas del hospital bombardeado que la organización tenía en la ciudad afgana de Kunduz, tal y como lo ha expresado en un comunicado.  Un ataque supuestamente por militares estadounidenses el pasado viernes y que ha costado la vida a 22 personas (12 miembros del personal sanitario y 10 pacientes, de los cuales, 3 eran niños) y unos 37 heridos de gravedad.

Imágenes del interior del centro médico bombardeado. Fuente: MSF.

El bombardeo aéreo contra el centro médico duró más de 30 minutos, según constata esta entidad, y en ese momento, en las instalaciones había más de 100 pacientes internados, de los cuales, muchos de ellos se encuentran en paradero desconocido. MSF asegura que ambos países habían sido informados de su ubicación. 

El hospital, el único con servicios de Traumatología y Cirugía en toda la región y en el que trabajaban 80 miembros de MSF, atendía a un centenar de pacientes en el momento del bombardeo, según la ONG.

Obama no juzgará el atentado, de momento

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha salido al paso de las críticas y ha asegurado que esperará a los resultados de la investigación llevada a cabo por el Pentágono antes de emitir un juicio de valor por el bombardeo supuestamente ejecutado por fuerzas estadounidenses.

"El Departamento de Defensa ha puesto en marcha una investigación completa, y vamos a esperar los resultados de esa investigación antes de hacer un juicio definitivo sobre las circunstancias de esta tragedia", ha asegurado el mandatario en un comunicado. "En nombre del pueblo estadounidense, extiendo mis más profundas condolencias a los profesionales médicos y otros civiles muertos y heridos en el trágico incidente", ha agregado.

Un argumento que esgrime también el jefe del Pentágono, Ashton Carter, ha asegurado no poder confirmar los detalles del suceso, pero sí que se llevará a cabo "una investigación completa" en colaboración con las autoridades afganas para esclarecer lo ocurrido.

Por su parte, la Organización de Naciones Unidas (ONU) considera que si un tribunal estableciera este ataque como de deliberado, constituirían un crimen de guerra, según ha expresado su responsable de Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, quien ha tachado este asunto de "imperdonable". "Los estrategas militares internacionales y afganos tienen la obligación de respetar y proteger a los civiles en todo momento, y los servicios médicos y el personal son objeto de una protección especial", ha subrayado.

Posteriormente, el secretario general del organismo, Ban Ki-moon, ha condenado el ataque y ha pedido una "investigación imparcial y rigurosa" de los hechos.

No es refugio de talibanes, dice MSF

El Gobierno de Afganistán asegura que el centro médico fue tomado por un grupo de talibanes para lanzar ataques terroristas contra las tropas internacionales. Una teoría que ha rechazado de lleno este domingo la ONG a través de un comunicado, donde asegura, que "las puertas del hospital de Kunduz estuvieron cerradas toda la noche, así que ninguna persona que no fuera parte del personal sanitario o paciente estaba dentro cuando tuvo lugar el bombardeo".

ENLACES RELACIONADOS:


REVISTA MÉDICA / Bastos: "España es el país que más ha disminuido su contribución a ayuda humanitaria" (17/08/14)