17 dic 2018 | Actualizado: 12:05

Mendoza: “Ni estoy de acuerdo con el copago ni con los tramos que se establezcan”

Anuncia que la historia clínica electrónica estará implantada al cien por cien en 2014

mié 12 junio 2013. 11.29H

Cristina Mouriño / Imagen: Adrián Conde.
“La enfermedad no entiende ni de crisis ni de bonanza”. Así de rotunda se ha mostrado la consejera de Sanidad de Canarias durante la entrevista concedida a Redacción Médica en la que ha reiterado su rechazo a establecer “cualquier tipo de copago en la asistencia sanitaria”. Brígida Mendoza ha reconocido “la apuesta importante” en materia de recursos humanos que ha permitido mantener la plantilla orgánica y ha avanzado que la historia clínica electrónica será una realidad en toda la comunidad a principios del próximo año.

Brígida Mendoza.

¿Cuál es la situación de las plantillas en el Servicio Canario de Salud? ¿Prevé su departamento prescindir del personal eventual e interino? ¿Qué balance hace de la aplicación de las 37,5 horas?

En Canarias hemos optado por la sostenibilidad de un sistema sanitario público. Sobre las 37,5 horas fuimos la primera comunidad autónoma en poner en marcha esta medida en el año 2011. Fue una suspensión de un acuerdo sindical. Inicialmente decidimos hacerlo de forma temporal pero posteriormente fue una medida a nivel de todo el territorio del Estado.

Por lo tanto, al reordenarse las turnicidades había una disminución de personal eventual. En cuanto a los profesionales médicos que no van a turnos se devuelve pues son horas de trabajo. Las hacen para poder aumentar el número de consultas y el número de intervenciones quirúrgicas en horario de tarde o sábados. Esta fue una decisión bastante dura y sensible, porque era una época diferente, con un presupuesto disminuido y había que tomar medidas de estas características para poder llegar a 31 de diciembre cumpliendo el presupuesto y dando respuesta sanitaria a toda la población.

Por lo que sí hemos hecho una apuesta importante es por mantener la plantilla orgánica, quiero decir, que sí es cierto que perdimos eventualidades pero las perdimos a fecha de fin de contrato. Ahora bien, la plantilla orgánica se mantuvo y se sigue manteniendo hasta el momento actual. No ha habido despidos ni reducción de plantilla orgánica.

Mendoza valora la situación de las plantillas.

Y en cuanto a la jubilación forzosa a los 65 años, ¿cómo se está procediendo?

La jubilación está sujeta a un Real Decreto. Se ha hecho, por tanto, a nivel de todas las comunidades autónomas. Venía también recogida en la ley de presupuestos para 2013 y se hicieron hasta 31 de marzo, con una particularidad: el compromiso por parte del Gobierno de Canarias y de esta consejería de realizar la contratación del cien por cien de las plazas que se quedaban libres, de tal manera que, por una parte, hemos perdido profesionales altamente cualificados, pero éstos han dejado bien formados a una gran cantidad de personal sanitario de todo el abanico de edad, que están prestando una asistencia integral a todos los canarios y además están formando a los médicos internos residentes. Es verdad que se ha hecho una jubilación forzosa a los 65 años como planteaba el Real Decreto, y hemos optado por una sustitución al cien por cien.

Por otra parte, es muy importante no olvidar que en los centros sanitarios sigue existiendo una gran cantidad de profesionales, dentro de la plantilla orgánica, que están dando una asistencia muy importante y de calidad.
Uno de los problemas que comparten prácticamente todas las comunidades autónomas es el incremento de las listas de espera, ¿qué medidas están tomando?


En lo referido al personal médico, las 37,5 horas se han utilizado en jornada de tarde, pero se ha hecho de distintas formas. En la parte quirúrgica, cuando los cirujanos quieran acumular las horas de dos semanas hacen una sesión quirúrgica de tarde.

Otro aspecto son las contrataciones que estamos realizando en su mayor parte en las plazas de las jubilaciones, que sí van a la jornada ordinaria de tarde para consultas, atención a los pacientes de hospitalización y programación quirúrgica.

Otro de los retos a los que se enfrentan las comunidades autónomas es la asistencia al paciente crónico, ¿en qué situación se encuentra Canarias?

Cuando hablamos de gestión sanitaria no podemos olvidar que una gran parte de los pacientes que tenemos son crónicos. Hay un incremento en la esperanza de vida, tanto en la mujer como en el hombre, hay una tendencia a mejorar en la medicina, en todos sus aspectos; con lo cual enfermedades que antes no tenían tanta supervivencia ahora hemos conseguido que lleguen a ser crónicas y se alarguen, y desde luego, llevamos ya años trabajando en estrategias de crónicos. Siempre habrá que continuar en esa vía e ir implementándola.

Sí que tenemos tendencia o costumbre de tratar el episodio agudo pero tenemos que verlo en un contexto global, es decir, tenemos que tratar a un paciente que muchas veces tiene problemas crónicos y algunos de ellos no tiene solo una enfermedad sino diferentes. En este sentido, creo que hay que darle muchísima más importancia a la Atención Primaria, ya que tiene un gran papel que jugar, desde el médico de Familia hasta la enfermería de enlace, que conoce perfectamente a  estos pacientes, y coordinar todo lo que se haga alrededor de ese paciente de tal manera que acuda a los centros hospitalarios el menor número de veces posible y esté perfectamente controlado. Esto redundará en beneficio de la calidad de vida del paciente, de la mejora de nuestros servicios sanitarios y de potenciar la Atención Primaria, y por tanto en el control del gasto. En definitiva, nos haría ser más eficientes.

Hablando de eficiencia, recientemente Cataluña anunciaba la reordenación de servicios hospitalarios, ¿se plantea su comunidad una medida como esta?

Nosotros en Canarias partimos de un hecho que define parte de cómo tiene que ser nuestro modelo y las repercusiones que tiene, y es que somos un archipiélago. Tenemos grandes hospitales, dos en Gran Canarias y dos en Tenerife; y luego tenemos hospitales en cada isla.

El Hierro o La Gomera, con el número de habitantes que tienen, probablemente si estuviesen en un territorio peninsular, no nos hubiésemos planteado la necesidad de tener un hospital con determinados servicios en esas islas, pero es que allí tenemos canarios y canarias viviendo que necesitan una asistencia sanitaria, tanto Primaria como Especializada. Por lo tanto, no es el momento de hablar de centralizar. Tenemos la necesidad geográfica y de nuestra ciudadanía de tener hospitales que probablemente en otras circunstancias territoriales no los tendríamos. En lo relativo a los grandes hospitales, puedo entender los motivos de otras comunidades, como Cataluña, y es una opción que está a disposición de los gestores, pero nosotros hemos de  tener en cuenta un hecho que nos hace distintos y es que somos un archipiélago.

Brígida Mendoza afirma que se cubrirá el cien por cien de las jubilaciones.

Mencionaba la importancia de impulsar la Atención Primaria. Otras comunidades están dotando al primer nivel asistencial de mayor capacidad de gestión apostando por nuevas fórmulas, como Madrid con las sociedades de profesionales. ¿Cómo valora estas iniciativas?

Por el momento yo creo que el modelo que tenemos de Atención Primaria es adecuado. Las gerencias se coordinan bien. Tenemos, por la particularidad también de ser un archipiélago, en las islas grandes Gerencia de Atención Primaria y la Gerencia en los hospitales. Pero además en el resto de las islas no capitalinas disponemos de una Dirección de Área  y luego un gerente que lleva la gerencia del hospital y a su vez la de Atención Primaria, con lo cual, tenemos un modelo que funciona bien. Es otro modelo distinto al que plantean otras comunidades en el que la Dirección de Área tiene un cariz más político y las gerencias controlan la gestión directa.

La Rioja ha autorizado recientemente la externalización del servicio de Radiología. ¿Se plantea esta medida su departamento?

Entiendo que se refiere al anillo radiológico. En este sentido, es una forma de trabajar en radiología diferente, que me parece muy interesante, pero entiendo que, este tipo de soluciones hay que tomarlas con calma cuando ya tenemos un modelo. No podemos hacer cambios de la noche a la mañana. Ya hemos estado sometidos a cambios obligatorios en los últimos años debido, primero a una crisis económica muy importante, y ahora estamos en una situación económica y social diferente. Hemos estado sometidos todos a grandes presiones y a cambios muy importantes en un corto periodo de tiempo. Cuando uno estudia el anillo radiológico ve que es muy interesante pero sigo defendiendo que eso habría que hacerlo contando con los profesionales.

No es una solución que deba ser impuesta. Creo que en cada comunidad, dependiendo de la población, la dispersión y de los centros que tenga podrá ser más o menos rápida la posibilidad de ponerla en marcha. Es una solución más pero en este momento no está planteado en nuestra comunidad autónoma.

La consejera de Sanidad asegura que no se plantean fórmulas de autogestión en Primaria.

Algunas comunidades, como es el caso de Aragón, se plantean regular con una norma específica las agresiones a profesionales sanitarios para dotarles de una mayor seguridad jurídica, ¿El número de agresiones en las Islas haría necesaria una normativa de este tipo?

Hay agresiones pero llevamos varios años con un convenio que renovamos anualmente con los colegios de abogados y se da toda la asistencia a nuestros profesionales.

En el último Consejo Interterritorial se habló de establecer nuevos tramos en el copago farmacéutico entre los 18.000 y los 100.000 euros, ¿se ha avanzado en algo con el Ministerio?

Eso fue algo que quedó sobre la mesa para el siguiente Consejo Interterritorial. Yo voy a decir lo mismo que dije cuando se planteó el farmacéutico: no estoy de acuerdo con ningún tipo de copago. Hemos puesto en marcha esta medida porque desde la lealtad institucional hay que poner en marcha un Real Decreto Ley de obligado cumplimiento, y así se hará con todo aquello que obligatoriamente tengamos que poner en marcha. No obstante, mi postura fue no al copago y sigue siendo no al copago de cualquier tipo, ¿cómo voy a estar de acuerdo con tramos si ya la medida del copago me parece que no era la adecuada? De hecho cuando se planteó, como consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias y teniendo desarrollada en toda la comunidad en aquel momento la receta electrónica continua, que venía disminuyendo el gasto farmacéutico, planteé que se valorase esta posibilidad antes de poner una medida como el copago, que al fin y al cabo, está gravando al enfermo.

La consejera de Sanidad de Canarias responde a las preguntas de Cristina Mouriño, coordinadora de Comunidades Autónomas de Redacción Médica.

Recientemente suscribió un convenio con la Comunidad de Madrid para la asistencia conjunta de cardiopatías congénitas, ¿qué otros convenios mantiene con el resto de comunidades?

Nosotros no tenemos ningún problema con ninguna comunidad en este sentido porque entiendo que los centros de referencia, que es el ministerio quien los reconoce, tienen que existir porque es a donde podemos mandar patologías que se dan en menor volumen y por tanto, si hay centros de referencia son ellos los que tienen la posibilidad de dar la mejor respuesta. El convenio que menciona establece la colaboración con el Hospital Universitario La Paz de Madrid que es centro de referencia para la cirugía cardiaca congénita. Además es un centro de atención integral a la cirugía cardiaca congénita del neonato, trasplante cardiaco y corazón artificial. El convenio está acordado y lo que se ha puesto en marcha es la vía administrativa porque tendrá que llegar a ambos parlamentos.

Este convenio está funcionando desde el 1 de abril y lo que establece es una colaboración de tal manera que los cirujanos de La Paz puedan desplazarse para estar con nuestros cirujanos en el Hospital Materno Infantil. Irán dos veces al mes y acudirán cuando haya una urgencia que así lo requiera. Lo que pretendemos es darle una continuidad a la Unidad de Cirugía Cardiaca Pediátrica del Materno Infantil. El convenio nos ayuda a que nuestros profesionales puedan mantener e incrementar su destreza de tal forma que vayamos siendo cada vez más autónomos en esta materia.

Mendoza anuncia que la historia clínica electrónica estará desarrollada al cien por cien en 2014.

Los pliegos de condiciones que regulan las centrales de compras del Ministerio de productos sanitarios y medicamentos han sido impugnados. ¿Se plantea Canarias abandonar alguna de ellas?

Nosotros estamos haciendo concursos de compras centralizadas desde hace varios años en la comunidad autónoma. Nos hemos adherido al acuerdo marco del ministerio en las vacunas, salvo en la de la gripe. Hay que desarrollar primero la compra centralizada. La central de compras no es exactamente lo mismo. En la compra centralizada sí que creo que hemos avanzado bastante y esto nos permite hacer economías de escala; y vamos a continuar en ello. En el otro sentido, nos adherimos al de las vacunas, con excepción de la gripe, y no vamos a cambiar en nada.

Otro eje importante en la gestión sanitaria es el desarrollo de las TIC, ¿en qué punto se encuentra la historia clínica y la receta electrónica?

La historia clínica electrónica está en el tramo final y estará implantada en toda la comunidad autónoma a principios del próximo año. En cualquier caso, creo que se ha hecho una importante apuesta desde el Gobierno de Canarias por mantener e implementar las nuevas tecnologías, entre otras cosas porque es un archipiélago. Esto nos da la posibilidad de ser un poco laboratorio para algunos temas como la telemedicina. La historia clínica de Atención Primaria está completamente desarrollada y en Atención Especializada es la que está en el tramo final. Además se ha adelantado de tal forma que entre Primaria y Especializada ya se puede ver los informes de los pacientes que se dan de alta en el hospital, o acceder desde la parte Especializada a la de Primaria. Incluso ya se conecta la historia clínica de Atención Primaria con aquellas comunidades que la tengan establecida y se puede, por tanto, acceder desde el archipiélago o desde la comunidad.

La receta electrónica se terminó de implantar en el primer semestre de 2011 a nivel de toda la comunidad, y en septiembre se estableció la receta electrónica continua que también está establecida en toda la Atención Primaria. Desde ese momento hemos venido disminuyendo el gasto farmacéutico. La reducción, con referencia a 2012, ha sido de cerca del 13 por ciento.

Tenemos 50 sistemas informáticos instaurados en la comunidad para la tarjeta sanitaria, la historia clínica informatizada, la receta electrónica, gran parte de recursos humanos y el sistema TARO que es donde hacemos la imputación de los gastos y los costes. Hay un plan estratégico establecido hace años que dio lugar a que se implementaran, y en esa línea continuamos. Entre las últimas novedades que hemos incorporado creo que podemos estar orgullosos de que cada vez la telemedicina adquiere un mayor desarrollo. Por ejemplo, hay consultas establecidas entre el Hospital Doctor Negrín, en el norte de Canarias; y zonas mucho más alejadas, evitando los desplazamientos y disminuyendo las listas de espera.

Además tenemos un proyecto de teleconsultas que se está pilotando en el Hospital de La Palma, con la colaboración del Cabildo, la empresa Sisco y el Hospital Universitario de Canarias. Lo que se tiene son terminales informáticos con fonendoscopio y toma de constantes vitales; de tal manera, que el paciente está en La Palma con su médico, y en el Universitario está el especialista y pueden tener una consulta mucho más completa. Llevamos más de 200 consultas por esta vía y hacen consulta la Unidad del Dolor y Neurocirugía; y son 200 personas que no han tenido que salir de su isla para ser atendidas. Evita traslados y disminuye el gasto sanitario. Además vamos midiendo la satisfacción, y tanto los profesionales como los usuarios están muy satisfechos con los resultados. Considero que si todo va bien podríamos implementarlo a otras especialidades.

¿Qué balance hace del Real Decreto 16 /2012?

Con respecto al Real Decreto, estoy en contra de cualquier tipo de copago. En relación al farmacéutico, desde nuestra comunidad hemos tomado medidas para minimizar el impacto que pueda tener sobre los pensionistas. El 1 de septiembre pusimos en marcha, en colaboración estrecha con los colegios oficiales de farmacéuticos de Canarias, un sistema que alerta de cuando el paciente llega al tope en su gasto mensual o si lo sobrepasa, para abonárselo al mes siguiente. El objetivo es evitar que se grave más al enfermo que ya tiene suficiente con su enfermedad.

Vendrán otros copagos en el transporte sanitario no urgente y hay colectivos que yo entiendo que no deberían estar sometidos a ese copago. Por ejemplo, las personas sometidas a diálisis, que tienen que hacer mínimo tres traslados en ambulancia y no es urgente. Entiendo que no debemos castigar al enfermo por el hecho de estar enfermo. La enfermedad no entiende ni de crisis ni de bonanza, aparece.

Para finalizar, tras el caso del senegalés fallecido, algunas comunidades se han planteado desarrollar un programa específico para los inmigrantes irregulares, ¿Canarias dispone de uno, o prevé desarrollarlo?

Nosotros pusimos en marcha un programa especial dentro de salud pública a finales de 2012. Hemos ampliado la asistencia a estas personas a las que se ha dado una tarjeta sanitaria que solo valdrá para la comunidad autónoma de Canarias y a partir de la cual se les facilita una prestación sanitaria básica como cualquier otro ciudadano.