Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Médicos y farmacéuticos de Sevilla acuerdan “un modelo de garantía” para la receta privada

Mejorarán la información sanitaria al usuario y la formación continuada médico-farmacéutica

Viernes, 06 de marzo de 2015, a las 15:15
Redacción. Sevilla
Los Colegios de Médicos y Farmacéuticos de la provincia de Sevilla han firmado un convenio de colaboración con el que pretenden potenciar las relaciones entre ambas corporaciones profesionales para desarrollar líneas de trabajo que redunden en una mejora de la atención de los pacientes y “en beneficio de un mejor servicio sanitario para la sociedad en general”.

Manuel Pérez y Juan Bautista, presidentes de los Colegios de Farmacéuticos y Médicos de Sevilla, respectivamente.

Concretamente, el convenio establece tres áreas de trabajo específicas en las que ambos colegios pretenden avanzar con el fin anteriormente reseñado, sin menoscabo de colaborar en “cualquier otra materia que en el futuro pueda surgir como de interés para ambas corporaciones”. Los tres campos inmediatos de trabajo conjunto son la receta médica privada, de la que se ha presentado una versión mejorada y consensuada que redundará en última instancia en una mayor garantía de seguridad para profesionales y pacientes, al acabar con la llamada “receta servilleta”; la información sanitaria al usuario y la formación continuada médico-farmacéutico.

El interés por el primero de los campos de colaboración viene dado por la aplicación del RD 1718/2010, sobre receta médica y órdenes de dispensación, que reglamenta por primera vez la receta en formato papel y electrónica, también la privada, y en las que ambos colegios han trabajado para dar unas pautas comunes a sus respectivos colegiados, aclarando dudas y unificando criterios con el fin tanto de facilitar la labor a los profesionales como de evitar molestias e inconvenientes a los usuarios.

El interés de los otros dos ámbitos de trabajo –información sanitaria y formación continuada médico-farmacéutico- hay que situarlo en un contexto sanitario, cada vez más complejo y exigente, marcado por el envejecimiento de la población, la prevalencia de las enfermedades crónicas y la correspondiente presión de estos dos factores sanitarios sobre la calidad y la sostenibilidad de los servicios sanitarios, que hacen especialmente relevante la información a los pacientes y el compromiso activo de estos con su salud y la colaboración entre los profesionales sanitarios que actúan en el sistema.

Para el desarrollo de estas líneas de trabajo, el acuerdo contempla la constitución de una Comisión paritaria compuesta por representantes de ambos colegios, y que se reunirá de manera periódica.