Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

España ha invertido más de 3 millones de euros en la lucha internacional contra el virus

“Estamos preparados para hacer frente con solvencia y eficacia los casos sospechosos”, asegura

Miércoles, 15 de octubre de 2014, a las 19:01
Cristina Alcalá. Madrid
Pocas horas después de hacerlo en la sesión de control al Gobierno, la ministra de Sanidad, Ana Mato, ha comparecido en la Comisión para detallar la gestión que el Ejecutivo está realizando con el ébola. En ella, ha anunciado que, hasta el 10 de octubre, el Gobierno ha destinado más de 3 millones de euros a la lucha contra la enfermedad en África a través de la Agencia Española de Cooperación y Desarrollo.

La ministra de Sanidad, Ana Mato, en la Comisión del Congreso de los Diputados.

En su primera intervención, Mato ha hecho una valoración del estado de salud de la sanitaria y ha detallado que unas 83 personas se encuentran en vigilancia por haber tenido contacto directo con la contagiada antes de su ingreso en el Complejo Hospitalario La Paz-Carlos III, de las cuales solo 15 están internas en dicho centro.

A continuación, ha detallado las pautas que ha llevado su departamento desde que se conociera este primer contagio. “El mismo lunes empezamos a actuar e informar sobre los escasos datos que teníamos disponibles hasta el momento sobre la auxiliar”, ha explicado Mato.

A partir de ese día, la Administración empezó a coordinar y hacer un seguimiento de la situación; se extendió la formación a los sanitarios; se reforzaron los protocolos por encima de los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS); y se mantuvo un contacto permanente con Europa y demás instituciones internacional.

Asimismo, Mato ha explicado antes los parlamentarios los cuatro ejes de actuación que está realizado el Ejecutivo de Mariano Rajoy: medidas de vigilancia y de información en los puntos de acceso (a través de la comprobación de aviones y buques procedentes del exterior); protocolos de actuación (perfeccionando el primero de abril, consensuado con las comunidades autónomas y las sociedades científicas); acciones de coordinación (con las autonomías, la OMS y la UE); y la repatriación de ciudadanos españoles (un compromiso del Gobierno con las ONGs que operan en África).

El PSOE quiere conocer dónde estuvo Mato en agosto

El primero en abrir la veda de las preguntas ha sido el portavoz socialista de sanidad en la Cámara Baja, José Martínez Olmos, quien, con un tono conciliador, ha tendido la mano al Ejecutivo para controlar este problema de salud pública, sugiriendo más formación de los sanitarios y más cooperación y desarrollo en los países donde se origina el brote.

En su intervención, Olmos ha detallado una batería de preguntas que ha instado a la ministra a contestar, entre ellas, conocer la agenda de Mato desde que se conoció el primer caso en agosto; si destituirá a su directora de Salud Pública, Mercedes Vinuesa; si mantiene la afirmación de “contagio prácticamente nulo”; si va a remitir un informe a esta comisión una vez pase el periodo de alarma y si reprobará las palabras del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, por sus ataques a la auxiliar.

Conxita Tarruella, del Grupo Parlamentario Catalán, también ha continuado con este tono y con un discurso similar al de esta mañana en el pleno del Congreso. La diputada catalana ha instado una vez más a la ministra que admita sus errores y ofrezca mayor información sobre esta situación con más asiduidad de lo que llevaba haciendo hasta el momento.

Los minoritarios elevan el tono con la ministra

Tanto Gaspar Llamazares, el representante de La Izquierda Plural, como Rosa Díez, de UPyD, y Joseba Aguirretxea, del Grupo Vasco, han mantenido un tono mucho más crítico con la titular de Sanidad, a la que han acusado de improvisar con este problema y fracasar por los protocolos de actuación que su ministerio había implantado para estos casos.

“No hay tal investigación”, le ha achacado Llamazares, quien ha mostrado sus dudas sobre la actuación del Ejecutivo durante estos días y que, además, ha criticado el anuncio de dotar, con un fondo adicional, la cooperación al desarrollo internacional. “Están gastando más en las repatriaciones que en actuar en el lugar de origen”.

Por su parte, la líder del partido magenta, ha centrado su intervención en criticar lo fallos que ha habido en los protocolos antiébola y ha comparado cómo se ha actuado en Estados Unidos, donde una sanitaria también ha sido infectada estos días. “Un protocolo no es una vía de tren de la que uno no puede salirse, sino una actuación que sirve para homogeneizar la asistencia de los pacientes”. Díez ha preguntado, acto seguido, si el Gobierno va a continuar “desmantelando el Carlos III”, además de una información más detallada sobre el tiempo de formación de los sanitarios, tanto en África como en España.

El PP sale en defesa de la gestión gubernamental

El representante del Partido Popular, Rubén Moreno, ha salido en defensa de la gestión de Sanidad en este problema, poniendo de manifiesto la importancia que este departamento ha dado al contagio del ébola primero, con las dos repatriaciones, y después, atendiendo a la sanitaria.

ENLACES RELACIONADOS

Echániz: “Sería una temeridad cambiar ahora de responsable político en sanidad” (16/10/2014)

Mato defiende transparencia absoluta en el manejo del contagio

Rajoy: “Hay que seguir apoyando a los profesionales, pero el problema está encauzado” (15/10/14)

“Repatriamos con la convicción absoluta de que no había riesgo para la población y los sanitarios” (14/10/14)