Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

Mato ve “sexista” la imputación que le hizo dimitir

La defensa de la ex ministra considera además que el proceso le ha causado a Mato un daño notorio y desproporcionado

Miércoles, 06 de mayo de 2015, a las 17:32
Redacción. Madrid
“Una mera presunción que resulta un poco sexista”. Con estas palabras, el abogado de la ex ministra de Sanidad, Ana Mato, trata de defender a su cliente de la acusación particular y la Fiscalía Anticorrupción que la acusan de participar en los delitos cometidos por su ex marido y ex alcalde de Pozuelo de Alarcón, Jesús Sepúlveda, en el marco de la trama Gürtel.

Ana Mato, ex ministra de Sanidad.

Santiago Muñoz, letrado de Mato, justifica este argumento explicando que se imputa a la ex ministra por "el mero hecho de haber estado casada con uno de los acusados" y añade a este respecto que “como si ella no fuera independiente, no trabajase y no contribuyese a los gastos de su unidad familiar”.

Muñoz sostiene que Mato "no conocía los hechos delictivos" presuntamente cometidos por su ex marido.

Además de todo ello, el letrado asegura que todo el proceso de imputación ha provocado en su cliente "un perjuicio notorio y desproporcionado" y cuestiona "la indudable eficacia de los golpes de efecto informativos que consigue la invocación de nombres de altos cargos en activo". "Nos remitimos a las hemerotecas", afirma categórico Santiago Muñoz.

Justificación de los regalos

La defensa de Mato se basa en la tesis de que correspondía a Sepúlveda el pago de los viajes que Correa abonó por valor de 28.467,53 euros y los tres cumpleaños y comuniones de los que se benefició su familia por un importe de casi 5.500 euros. A cambio, argumenta que la ex ministra sufragaba otros gastos familiares como el colegio de sus hijas, la comida o los recibos de luz o teléfono.

"Estas cargas familiares asumidas por uno solo de los entonces cónyuges compensan sobradamente el valor de los servicios turísticos a que alude la acusación como asumidos por el otro cónyuge pero sin que hubiera mediado el correspondiente pago a la agencia prestadora de los servicios", señala el escrito.

En este contexto, la defensa de Mato asegura que "no ha recibido nunca, ni una sola vez desde Pasadena Viajes ni desde ninguna otra agencia, bien o servicio alguno que no hubiera pagado si respondía a un encargo propio".

En relación con los regalos de Vuitton, concretamente la estola y el 'echarpe', por valor de 610 euros, con los que presuntamente le habría agasajado la red Gürtel, la defensa de la ex ministra mantiene que "resulta incongruente la idea misma de que a una sola persona le regalen el mismo día dos objetos distintos, estola y 'echarpe', procedentes de la misma tienda".

Según indica, en las actuaciones "no consta probado" que estos objetos fueran "entregados" a Mato. "No los tiene a su disposición ni los recuerda, aunque sí puede recordar que jamás ha recibido dos regalos simultáneos de la marca Vuitton".

En esta línea, el escrito concluye que, "aun cuando hubiera sido perfectamente lícito que le aprovecharan los ingresos de su entonces marido", Mato "siempre ha trabajado y obtenido sus propios ingresos como resultado de su trabajo personal", por lo que ha participado "de manera continua y sistemática en la atención de los gastos de su unidad familiar".

ENLACES RELACIONADOS:

El Supremo archiva la querella de los afectados por la hepatitis C contra Ana Mato (06/05/2015)

Mato dimite como ministra de Sanidad (26/11/2014)

Rajoy pasa página con la dimisión de Ana Mato (27/11/2014)