21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Madrid y Castilla-La Mancha alcanzan un acuerdo para la atención sanitaria de población limítrofe

Más de 120.000 ciudadanos de Toledo podrán elegir ser atendidos en los hospitales Infanta Cristina y Tajo

Viernes, 21 de noviembre de 2014, a las 13:44
Redacción. Madrid
El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier  Rodríguez, y el de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, han llegado a  un acuerdo para prestar atención sanitaria especializada en determinadas zonas limítrofes de Castilla-La Mancha, y poder ofrecer así una mejor cobertura hospitalaria a ciudadanos de la provincia de Guadalajara y del  norte de Toledo. El acuerdo tendrá una duración de 5 años prorrogables.

Rodríguez y Echániz han liderado el pacto.

El convenio establece, por un lado, que más de 120.000 ciudadanos del norte de Toledo (zonas básicas de Esquivias, Noblejas, Ocaña, Seseña, Yepes, Illescas y Valmojado) podrán elegir ser atendidos en los hospitales Infanta Cristina de Parla o del Tajo, en Aranjuez. Para compensar la atención que reciban los pacientes que elijan estos dos hospitales madrileños, se establecerá un pago capitativo.

Respecto al mismo, deberá abonarse mensualmente el 95 por ciento del valor de la cápita, realizándose  después una liquidación en el año siguiente. Esta liquidación deberá contener el pago del 5% restante de la cápita y cualquier otro coste que haya sido asumido por la Comunidad de Madrid y no esté incluido en la cápita.

Por otra parte, en cuanto a los ciudadanos de la provincia de Guadalajara, éstos recibirán atención en los Hospitales Ramón y Cajal, La Paz y Puerta de Hierro-Majadahonda de aquellos servicios que no pueda prestar el Hospital Universitario de Guadalajara en las especialidades de Neurocirugía, Cirugía Cardíaca, Cirugía Pediátrica, Pediatría y sus especialidades, Neonatología, Medicina Nuclear y Cirugía Torácica. Las derivaciones de pacientes que requieran ser atendidos en los hospitales de referencia de la Comunidad de Madrid se realizarán a través de su médico.

Para compensar estos servicios, el pago se fijará por actividad, estableciéndose como precio de referencia el que recoge la normativa estatal relativa al Fondo de Cohesión. Para los procesos no recogidos en la misma se establecerá un precio que acordarán ambas administraciones. Los fármacos de dispensación hospitalaria prescritos por los médicos madrileños serán dispensados en los hospitales de Castilla-La Mancha.

Tarjeta sanitaria individual específica

Los ciudadanos de Castilla-La Mancha que reciban atención sanitaria en la Comunidad de Madrid obtendrán una tarjeta sanitaria individual específica que garantizará su correcta identificación. A este respecto, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid,  Javier Rodríguez ha asegurado que la región madrileña “están encantada de poder seguir colaborando con Castilla-La Mancha, al igual que lo hace con el resto de las Comunidades Autónomas, como se demuestra con el reciente caso de la cooperante navarra trasladada desde Mali, y ofrecer así la mejor atención sanitaria”.

El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, agradece especialmente el esfuerzo de trabajo y la profesionalidad de la Consejería de Sanidad de Madrid y señala que “llevamos meses de duro trabajo para poder sacar adelante un acuerdo que beneficiará a todos los ciudadanos, vivan donde vivan, ya que elimina las fronteras para mejorar la asistencia sanitaria. En todo momento hemos priorizado la atención de los pacientes de dos comunidades que trabajan de la mano, con el objetivo de ofrecer una sanidad de la máxima calidad y de garantizar la cohesión del sistema nacional de salud”.