13 nov 2018 | Actualizado: 18:50

Madina pide blindar la sanidad como derecho constitucional y Sánchez ‘patina’ con el copago

El diputado Pedro Sánchez apoyó, momentáneamente, esta forma de financiación para luego eliminarlo de su programa

Miércoles, 02 de julio de 2014, a las 21:31
Cristina Alcalá. Madrid
Este jueves arranca la campaña electoral para hacerse con la secretaría general del PSOE, una carrera de fondo de diez días en la que los tres aspirantes a liderar el partido tendrán que esmerarse para pregonar su programa por todo el territorio nacional.

De izquierda a derecha, Pedro Sánchez y Eduardo Madina.

Por lo general, las propuestas en materia sanitaria de los tres candidatos no se alejan del ideario político del partido y defienden una sanidad pública universal; en contra del Real Decreto 16/2012 que acota el acceso a la sistema a algunos colectivos de la sociedad; y de modificar la reforma de la ley del aborto planteada por el Gobierno del PP.

Sin embargo, algunas ‘medidas alternativas’ a las oficiales se vislumbran en sus discursos, como por ejemplo la de Eduardo Madina, que propone una reforma de la Constitución para amparar el acceso al sistema sanitario como derecho inquebrantable para los españoles, de manera que este servicio reciba especial protección y se beneficie en los presupuestos públicos.

Algo que apoya su contrincante José Antonio Pérez Tapias, quien se ha mostrado a favor de blindar un derecho que “se ve peligrado con las políticas actuales del Ejecutivo”, como ha asegurado a Redacción Médica.

Copago, ¿sí o no?

Pero la gran polémica de las propuestas sanitarias la ha protagonizado el tercero en esta batalla, el diputado Pedro Sánchez, que de forma momentánea se salía del camino marcado por el partido y defendía en su programa “ajustar” la prestación de servicios como la sanidad o la educación “en función de la renta de cada ciudadano”. Una propuesta paradójica al incluirse en el apartado del programa electoral “Sanidad y educación gratuitas para todos” y que le ha supuesto muchas críticas desde las filas socialistas.

La idea fue retiraba después de su web al asemejarse al copago farmacéutico en función de los ingresos puesto en marcha por el Gobierno popular hace dos años, y cambiado por un texto radicalmente distinto, donde se habla de "servicios básicos universales y gratuitos", “eliminar los copagos”, “introducir racionalidad” o de “aumentar los recursos destinados a sostener el Estado de bienestar”, pero ninguna referencia al recargo en función de la renta.

La reforma del artículo 135, controversia entre los candidatos

Otro de los puntos que ha creado controversia entre los aspirantes es en la reforma del artículo 135 que aprobó en 2011 el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con una amplia mayoría de la Cámara Baja gracias al apoyo del Partido Popular, donde se le daba prioridad presupuestaria absoluta al pago de la deuda en detrimento de la financiación de los servicios públicos, entre ellos, la sanidad.

Madina, que por aquel entonces ya era diputado en las Cortes, no rompió la disciplina de voto del partido y apoyó la reforma como la gran mayoría de los asistentes, a diferencia de lo que hizo Pérez Tapias, quien fue de los pocos militantes socialistas que se abstuvieron de refrendarla. “Si llego a la secretaría general, no solo voy a equilibrar los efectos que están causando esta medida, sino que la reformaré de nuevo hasta el punto en el que estaba”, ha explicado Tapias a este diario.

ENLACES RELACIONADOS:

Los aspirantes sanitarios a dirigir el PSOE difieren de las políticas del partido para la salud (27/06/14)