Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 16:30
Martes, 16 de abril de 2013, a las 12:45

Redacción. Logroño
Los usuarios están satisfechos con el funcionamiento de los ambulatorios. Esta conclusión se extrae de un estudio realizado por Eroski Consumer, que ha analizado cuatro centros de salud. En ellos, se anotaron, cronómetro en mano: la hora exacta de la cita previa con el médico, la de entrada a la consulta y la de salida de 80 pacientes (20 en cada centro). Además, otros 80 usuarios opinaron voluntariamente sobre el funcionamiento de las instalaciones, servicios e infraestructuras.

Nieto, consejero.

La visita realizada a los centros de salud demostró que las infraestructuras son de calidad, ya que en general su limpieza y mantenimiento, seguridad, grado de accesibilidad de las instalaciones y los servicios e información que ofrecen son muy buenos.

Más de la mitad de los usuarios riojanos que participaron en la encuesta eran mujeres. Predominaron los que tenían entre 35 y 44 años (suponen un 20 por ciento). Todos ellos acababan de tener una cita con el médico hacía unos minutos. Dos de cada cinco la pidieron a través de Internet (la proporción más importante del estudio), otro 37 por ciento en el mostrador de atención al público y solo un 19 por ciento por teléfono. Con todo, tardaron una media de 4 minutos en conseguir la cita.

Su valoración media fue de 7,8 puntos de media. Calificaron un total de 17 variables: la cercanía del centro de salud, su horario de atención al público, el horario de consulta, el trato del personal, el tiempo dedicado por el médico, la información recibida sobre su problema de salud, la capacidad de escucha del médico, la facilidad para conseguir cita, el equipamiento y  la limpieza. Todas ellas lograban una nota media de entre 7,5 y 9,3 puntos. El aspecto mejor valorado por los usuarios de los cuatro centros de salud analizados en La Rioja es el trato del personal de enfermería (con más de 9 puntos). Sin embargo, los usuarios están menos satisfechos con la capacidad de escucha del médico, aun así, le concedieron un 7,5 de media.

En La Rioja, de los 80 pacientes cronometrados en los cuatro centros de salud analizados, todos tuvieron que esperar a ser atendidos: uno de cada cuatro hasta 15 minutos, un 22 por ciento entre 16 y 30 minutos, y el 54 por ciento entre 31 y 60 minutos. En concreto, el tiempo medio de retraso fue de 30 minutos, por encima de la media del estudio (22 minutos), casi cuatro veces más tiempo que la espera más corta (8 minutos en Barcelona), pero lejos de lo que debían esperar los pacientes valencianos (53 minutos).