Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:50

El PSOE pide que el personal de Fuenlabrada y Alcorcón sea estatutario

Estarán igualados al resto de trabajadores del Sermas

Viernes, 11 de diciembre de 2015, a las 18:30
Redacción. Madrid
PSOE y Podemos se han unido en la Asamblea madrileña para pedir que los trabajadores de la empresa pública Hospital de Fuenlabrada, la Fundación Hospital de Alcorcón y la empresa pública Unidad Central de Radiodiagnóstico pasen a ser personal estatutario.

José Manuel Freire, portavoz del PSOE.

A propuesta del PSOE  y con el apoyo de Podemos, se ha añadido un nuevo artículo en la Comisión de Sanidad, donde se discutían los Presupuestos para 2016, “en el que con el objetivo de homogeneizar las condiciones contractuales del personal de la sanidad pública madrileña” se especifica “que el personal laboral de la Empresa Pública Hospital de Fuenlabrada, de la Fundación Hospital de Alcorcón y de la Empresa Pública Unidad Central de Radiodiagnóstico “podrán optar por suscribir el nombramiento de personal estatutario del Sistema Nacional de Salud que le corresponda de acuerdo con su categoría, según el Artículo 4 del Decreto 8/2007”.

Con la inclusión de este artículo se cierra la polémica suscitada durante meses por la igualdad de este derecho entre todo el personal de los hospitales del Sermas.

De hecho, el Comité de Empresa del Hospital Universitario de Fuenlabrada reunido de manera extraordinaria el 16 de noviembre 2015 apruebó por unanimidad una resolución, que se envío a la Presidenta Cristina Cifuentes y al Consejero Jesús Sánchez Mato, mostrando la total disconformidad por la decisión de la Presidenta de la Comunidad de Madrid de excluir del proceso de integración al Hospital Universitario de Fuenlabrada que es un Hospital Público construido con fondos públicos y propiedad en su integridad de la Consejería de Sanidad.

Por ello, se le solicitó que el personal que trabaja en este hospital fuese incluido en ese proceso de integración iniciado por la Presidencia de la Comunidad de Madrid, para que todos los trabajadores de la Sanidad Pública Madrileña estuvieran bajo el mismo régimen jurídico.