19 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Concentraciones sindicales para exigir la extra y los días libres

Exigen la devolución “inmediata” de los derechos suprimidos en 2012

Martes, 29 de septiembre de 2015, a las 13:28
Redacción. Valladolid
El Sindicato de Enfermería Satse ha convocado concentraciones en los hospitales de Valladolid este miércoles para exigir que el Gobierno autonómico devuelva a los profesionales la paga extra de Navidad y  los días libres eliminados en 2012. El sindicato CSIF y el de auxiliares de enfermería (SAE) también han manifestado su intención de movilizarse a las concentraciones convocadas en las entradas principales de todos los centros sanitarios de la comunidad.

Silvia Sáez, secretaria autonómica de Satse.

Como sucederá en los restantes centros hospitalarios de la comunidad a la misma hora, delegados de Satse y enfermeras se concentrarán en la puerta de estos centros sanitarios para reclamar a la Consejería de Sanidad que las enfermeras recuperen las condiciones laborales y profesionales que tenían antes de 2012, cuando se aplicaron las medidas de recorte que suprimieron la paga extraordinaria de diciembre y días libres de que disfrutaban hasta entonces.

Según apunta Satse, una vez que el Gobierno central ha decidido que le sean devueltas esas condiciones laborales y profesionales a los empleados públicos, la Consejería de Sanidad de Castilla y León debe restituir esos derechos a las enfermeras inmediatamente.

El Sindicato de Enfermería recuerda que “los empleados públicos de la Gerencia Regional de Salud (Sacyl), especialmente las enfermeras, están discriminados no sólo respecto a los de la Administración General del Estado, sino también frente a los restantes empleados de la Junta puesto que si se devuelve a la enfermería los días libres eliminados y siguen sin producirse sustituciones de este personal sanitario, esto sólo haría que aumentar aún más la carga y presión asistencial a que se ven sometidas las enfermeras”.

A su juicio, “el Gobierno autonómico no puede escudarse en necesidades o problemas presupuestarios para no tomar esta decisión porque ya se han exigido suficientes y dolorosos esfuerzos a profesionales como los de enfermería, que han pagado con creces las consecuencias de la crisis con una precarización importante de sus condiciones laborales y profesionales”.