13 dic 2018 | Actualizado: 21:45

Los servicios de ORL, Traumatología y Cirugía Vascular se optimizarán

Mayor interrelación con la Atención Primaria, uno de los puntos coincidentes

mié 17 julio 2013. 11.14H

Redacción. Madrid
La Dirección General de Cartera Básica del Sistema Nacional de Salud (SNS) prosigue con el trabajo encomendado por la ministra Ana Mato para, bajo criterios de calidad y seguridad del paciente, optimizar ciertos servicios hospitalarios.

En el Consejo Interterritorial del SNS del próximo martes, 23 de julio, Ministerio de Sanidad y consejerías analizarán las nuevas propuestas referidas a Angiología y Cirugía Vascular, Cirugía Ortopédica y Traumatología; implantación de dispositivos en Otología; y de la cirugía del cáncer laríngeo y faríngeo-laríngeo.

Agustín Rivero, director de Cartera Básica del SNS.

En cuanto a Angiología y Cirugía Vascular, la propuesta de criterios para la optimización señala que debe haber un servicio por cada medio millón de habitantes (en este sentido encuentra “importantes diferencias entre comunidades autónomas”) y cuantifica el número óptimo de procedimientos: para los de cirugía abierta en el sector aórtico, más de 30 al año, mientras que para los de sector TSA, fija en 40 el límite por debajo. Respecto a recursos humanos, pide un especialista cada 100.000 habitantes (1,5 en Reino Unido, y 0,7 en Estados Unidos), mientras que los recursos materiales que demanda son un quirófano dotado de equipamiento radiológico y un departamento de exploraciones funcionales hemodinámicas “correctamente equipado”.

Entre las propuestas del grupo se encuentran: disminuir las diferencias entre autonomías en cuanto al número de servicios y ratio de especialistas por camas hospitalarias; potenciar la relación con la Atención Primaria; ajustar la actividad al número óptimo de procedimientos; atención integral en equipo multidisciplinares (radiólogos vasculares, endocrinólogos, nefrólogos, neurólogos, internistas… Según lo requiera el caso); y proporcionar el número de especialistas en formación MIR adecuados a las necesidades formativas y las previsiones de carga asistencial.

Cirugía Ortopédica y Traumatología

Respecto a Cirugía Ortopédica y Traumatología, el ministerio plantea 15 procedimientos quirúrgicos a la semana y 40 por ciento de la actividad quirúrgica por cirugía mayor ambulatoria (CMA) como cifras óptimas.

Las propuestas que hace el grupo de trabajo son bastante amplias, y van desde generalidades como fomentar la motivación mediante la carrera profesional e incentivos por objetivos, a disminuir la variabilidad clínica mediante el consenso de guías de práctica clínica de los procesos más prevalentes. También solicita reducir el número de MIR (recomienda 180 por año) y, como en el caso de la Angiología y Cirugía Vascular, mirar hacia la Atención Primaria, recuperando la figura del traumatólogo de zona. Asimismo solicita la implementación de un Registro Nacional de Artroplastias.

Implantación de dispositivos en Otología

En este caso, las recomendaciones generales expresan la necesidad de un servivio implantador por cada un millón de habitantes, y el número óptimo de procedimientos en 30 implantes cocleares; ocho de oído medio; 20 de osteointegrados; y cinco de tronco. Las propuestas del grupo son más reducidas, limitándose a favorecer el agrupamiento de medios materiales y humanos en centros con demostrada capacidad técnico-asistencial en patología otológica; e indica la necesidad de que no debe haber más de un centro implantador (unidad de referencia) por cada millón de habitantes.

Cirugía del cáncer laríngeo y faringo-laríngeo

Finalmente, el Consejo Interterritorial de este martes verá una cuarta recomendación, la referida a la cirugía del cáncer laríngeo y faringo-laríngeo. En condiciones óptimas, debería haber un servicio para cada 250.000 personas, y 70 procedimientos al año. Ocho deberían ser los cirujanos por servicio de ORL, así como contar con un especialista diario con guardia de presencia física. Cada especialista debe manejar al menos 20 pacientes al año, indica el informe, y el tiempo máximo para la derivación del paciente al servicio de ORL debe ser de 21 días.

En cuanto a las propuestas del grupo de trabajo, solicita evitar la dispersión de recursos materiales y humanos; que los hospitales con atención a menos de 200.000 habitantes deriven los pacientes afectos de estos procesos a centros de referencia; potenciar la experiencia de lso hospitales de referencia; y crear un Registro Nacional de Casos de cáncer laríngeo y faringo-laríngeo (incluyendo epidemiología, tipo de técnica quirúrgica empleada, tratamientos coadyuvantes, supervivencia)