19 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Los pacientes prefieren al médico sin bigote

Un doble estudio sondea a 127 enfermos para averiguar cómo les influye la imagen de su facultativo

Sábado, 02 de enero de 2016, a las 11:09
Javier Barbado. Madrid
El enfermo que llega a consulta se siente más seguro si el médico que lo atiende carece de bigote y barba, presenta un aspecto limpio y una apariencia seria, según han concluido internistas del Hospital Universitario Puerto Real de Cádiz en un doble estudio difundido en el último congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y al que ha tenido acceso Redacción Médica.

Fuente: ¿Podemos suponer que el rostro, aspecto facial, de un médico influye en la comunicaicón médico-paciente? Estudio descriptivo en un hospital de especialidades del SAS. D. Ramírez Yesa; S. Romero Salado; A. Rodríguez Borrell; R. Tinoco Gardón; R. Aranda Blázquez; J. Piñeiro Charlo; N. Maya Hamed; y F. Gómez Rodríguez. Medicina Interna del Hospital Universitario Puerto del Real (Cádiz).


El primero de los trabajos parte de una muestra de 127 pacientes a los que se entrega un cuestionario con seis dibujos que representan sendos prototipos de la imagen exterior física de un médico (con barba o sin ella, calvo o con el pelo largo, enfundado en una bata o en un pijama…). Acto seguido, se les pide que ordenen las seis representaciones en función de sus preferencias, es decir, preguntándose a quiénes de ellos escogerían como su facultativo si se les diese esa opción en la vida real.

Los enfermos de este estudio proceden de siete servicios hospitalarios: Medicina Interna, Digestivo, Neurología, Neumología, Ginecología, Cardiología y Traumatología), tienen una edad media de 47,5 años y el 37,79 por ciento son varones (62,2 por ciento son mujeres). Pues bien: de la media docena de perfiles por elegir, un 68,5 por ciento escogió el descrito por los investigadores como “médico de pelo corto, sin barbas ni bigote y cuidado higiénico” como aquel más apropiado para el trato con el enfermo (de éstos, el 36,78 por ciento eran varones y un 63,21 por ciento eran féminas).

Fuente: El aparente rostro facial de la médica, su aspecto, ¿influye en nuestros pacientes? Estudio descriptivo en un hospital del SAS. A. Rodríguez Borrell; D. Ramírez Yesa; M. Escobar Llompart; G. Ruiz Villena; L. Fernández Ávila; R. Aranda Blázquez; J. Piñero Charlo; y F. Gómez Rodríguez. Hospital Universitario Puerto Real (Cádiz).


En cuanto al rostro menos deseado por la muestra de pacientes (29,13 por ciento le puso en último lugar; de ese porcentaje, el 43,24 por ciento eran hombres y el 56,75 por ciento eran mujeres),  se correspondió con lo que los médicos consideran un “hombre con pelo corto pero que presenta accesorios como piercing o tatuajes y de aspecto más desaliñado”.

Por todo lo cual los autores del trabajo (S. Romero Salador como primer firmante) concluyen que “a pesar de pertenecer a una sociedad actualizada y moderna, los pacientes de nuestro hospital prefieren que el personal sanitario de sexo masculino presenten un aspecto conservador y uniformados íntegramente con pijama sanitario mostrando una imagen seria e higiénica frente a aquéllos que muestran una apariencia más desaliñada e informal”.

Misma conclusión respecto al perfil femenino

El segundo trabajo opera con idéntico método y muestra que el primero, solo que se basa en otro cuestionario como el anterior, esta vez con seis figuras prototípicas de médicas. Y la conclusión apunta en la misma dirección: “(…) los pacientes de nuestro hospital prefieren que el personal sanitario de sexo femenino presente un aspecto conservador, cuidado y serio frente a aquéllos que muestran una apariencia más jovial, dubitativa y de aspecto más desaliñado”.

ENLACE RELACIONADO:

El médico español no dice al enfermo: “Lo siento” (05/07/15)