15 nov 2018 | Actualizado: 15:50

Los mayores de 50 no ven prácticas las ‘apps’ para el control de su diabetes

Un estudio de tres previstos confirma la poca afinidad de estos pacientes por las TIC

Sábado, 11 de abril de 2015, a las 16:05
Javier Barbado. Madrid
Los pacientes con 50 o más años de edad recelan de las aplicaciones móviles diseñadas para el control de la diabetes mellitus por no considerarlas intuitivas o prácticas y por no aportarles beneficios adicionales al tratamiento estándar de la enfermedad, según se deduce de los resultados de un estudio, de tres previstos, que explora el grado de aceptación en este segmento poblacional de las nuevas tecnologías aplicadas al ámbito de la salud.

Madlen Scheibe, de la Universidad
Dresden, Medizinische.

La investigación, que firma como autor principal Madlen Scheibe y aparece en Medicine 2.0, ha llevado a cabo una serie de entrevistas personalizadas a partir de una muestra de 32 pacientes con diabetes de un promedio de 68,8 años de edad.

De los 32 enfermos, el 47 por ciento conocía las aplicaciones de salud que existen en el mercado para el control de la enfermedad, y, sin embargo, tan solo el seis por ciento la había incorporado como herramienta útil en su tratamiento.

Preguntados por las razones que les llevaban, en la mayoría de los casos, a desechar el uso de esta tecnología, la mitad de los consultados respondió que no suponían un beneficio adicional para su terapia en comparación con los parámetros actuales de tratamiento. El 12 por ciento de ellos alegó la escasa interoperabilidad con otras aplicaciones similares como motivo fundamental de no recurrir a ellas, y, por último, otro doce por ciento explicó que, simplemente, no disfrutaba con su uso.

El test utilizado en el estudio también reveló otros motivos más sutiles que justifican el rechazo de la población con edad avanzada a las aplicaciones para móviles y similares en el campo de la salud. Por ejemplo, su cariz poco intuitivo para comprender cómo funciona (90 por ciento de los sondeados); misma dificultad en el menú básico de opciones de la aplicación (66 por ciento); fuentes, cuerpo y estilo de las letras y palabras demasiado pequeño y poco legible (48 por ciento); y, por último, dificultades a la hora de reconocer dónde tocar para cambiar la pantalla o activar las funciones (48 por ciento).

Qué debe ofrecer la ‘app’ ideal para la diabetes

Otra de las conclusiones del trabajo ofrece el dibujo de cómo sería la aplicación móvil ideal para estos pacientes mayores. Conforme a lo que se deduce de las encuestas, lo más valorado en estas herramientas reside en la habilidad con que permiten utilizar los valores y las medidas (32 por ciento); la definición de los límites normales de glucemia (25 por ciento); y la inclusión de recordatorios para la toma regular de insulina y otros medicamentos (25 por ciento).

ENLACES RELACIONADOS:

La diabetes copa el 'top 10' de 'apps' de salud (28/01/2015)

España es la segunda potencia mundial en creación de 'apps' de salud (15/01/2015)