Solo Estados Unidos nos supera en el desarrollo de aplicaciones móviles de esta temática



15 ene 2015. 18.13H
SE LEE EN 2 minutos
Redacción. Barcelona
España se sitúa como segunda potencia en la creación de aplicaciones móviles de salud (36), solo superada por Estados Unidos, con una cifra de 95 aplicaciones de entre las 300 registradas por el catálogo de Mobile Health Global. Reino Unido ocupa el tercer lugar (28) seguido de Francia (21).

Gráfico con el número de apps desarrolladas según el país de origen.

Con el fin de garantizar la calidad de estas herramientas digitales, la organización se ha encargado de revisar y seleccionar las aplicaciones más completas y seguras, clasificadas a su vez por áreas clínicas y de interés. El área médica que más apps aglutina es la cardiología (10,7 por ciento) junto con algunos trastornos del sistema endocrino como la diabetes (6,7 por ciento). En torno al cinco por ciento se encuentran aquellas centradas en ramas de cronicidad, medicina familiar o cáncer. Menos éxito cosechan temáticas como la pediatría (3,3 por ciento) o la discapacidad (3,1 por ciento).  El porcentaje más alto (43,1 por ciento) recae en otras áreas no especificadas.

En cuanto al coste de acceso, la mayor parte de las aplicaciones analizadas (68,2 por ciento) son gratuitas, el 31,8 por ciento restante presentan un precio que oscila entre uno y cincuenta euros, siendo el más común aquel que se encuentra en la franja de los dos a los diez euros de presupuesto.

Los sistema operativos más frecuentes son iOs y Android, muy por encima de Windows y los usuarios son en la mayoría de casos pacientes (53,7 por ciento) y no médicos (22,5 por ciento).
 
ENLACES RELACIONADOS

Una 'app' contribuye a la adherencia terapéutica en embarazo con asma (12/01/2015)

Una App facilitará la comunicación entre profesionales y pacientes que no hablen español (31/10/2014)

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.