Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 15:40
Jueves, 05 de mayo de 2011, a las 15:46

Redacción. Santander
Cuatro nuevos ecocardiografos, que han sido donados por la Obra Social Caja Cantabria, permitirán que los corazones de los cántabros estén “más controlados”. Estos equipos de última tecnología serán utilizados en las consultas de Cardiología de los hospitales de Valdecilla, Laredo y Sierrallana.

Este nuevo equipamiento se ha presentado en Valdecilla por el consejero de Sanidad del Gobierno de Cantabria, Luis Truan; el presidente de la Obra Social, Francisco Rodríguez; y los jefes de Cardiología de Valdecilla, Jesús Gutiérrez Morlote; y el jefe de este área de Sierrallana, Manuel Jesús Zarauza.

En la presentación se han mostrado dos modelos de ecocardiografos, uno de ellos con la tecnología “más alta” en la realización de ecocardiografías, según ha destacado Morlote, que se utilizará en Valdecilla y que viene acompañado de un sistema de “ondas tranesofáticas” y un software para realizar cálculos por ordenador que servirán para investigación.

El segundo modelo, del que la Obra Social ha donado tres equipos y que estéticamente parece “un ordenador”, también es “muy avanzado” y servirá para realizar pruebas de una forma “más rutinaria”, ha explicado Morlote.

Morlote ha destacado que este equipamiento de ecocardiografos tiene un coste en el mercado “en torno a unos 600.000 euros” y va a estar a disposición de los médicos que pasan consultas en Cardiología, que desde ahora podrán realizar “la prueba en el momento”. Además, ha señalado que estos equipos eran “necesarios” en un hospital como Valdecilla.

El jefe de Cardiología del Hospital Sierrallana ha destacado que los nuevos ecocardiografos van a permitir hacer “una consulta de acto único” para conocer el diagnóstico de los corazones de los ciudadanos, y servirán para “poner a Valdecilla a la cabeza de la dotación técnica”.