16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

Los dispositivos de Apple ya pueden seguir síntomas de epilepsia y autismo

Todo mediante aplicaciones desarrolladas en la plataforma ResearchKit

Domingo, 25 de octubre de 2015, a las 11:11
Redacción. Madrid
La plataforma de investigación sanitaria de la compañía estadounidense Apple, ResearchKit, ya está dando sus primeros frutos, en diversas áreas terapéuticas.

Nathan Crone.

Por un lado, investigadores de la Universidad de John Hopkins han desarrollado una app por la que los dispositivos de la compañía podrán seguir y medir los síntomas de epilepsia y sus convulsiones.

Por lo pronto, los pacientes tendrán que activarlo antes de comience una convulsión, y alertará a los cuidadnos cuando el evento esté teniendo lugar. Para la medición de la consecuencia orgánica del ataque, se emplearán los sensores de teléfono y reloj (la ‘app’ solo es compatible con el iWatch y el iPhone), que permitirán a los usuarios grabar qué tipo de convulsión que están teniendo, asignarlas a través del tiempo y ayudar a averiguar lo que puede estar provocándolas.

"La idea es tratar de capturar todos esos datos, y con ellos entrenar los algoritmos que se pueden utilizar en una aplicación futura que podrá detectar convulsiones y notificárselas a los cuidadores", indica Nathan Crone, profesor de neurología en la universidad con sede en Baltimore.

En este sentido, el ResearchKit es, para los investigadores, una manera de reunir más fácilmente los datos de miles de personas que con un ensayo clínico tradicional serían imposibles en tan poco tiempo. De hecho, los investigadores de Hopkins esperan que miles de individuos se inscriban y descarguen la 'app' para durante la fase de la investigación, que se espera que dure aproximadamente un año. En el futuro, podría usarse para monitorizar efectos secundarios o eficacia de los medicamentos para la epilepsia y para realizar seguimiento de la adherencia a la medicación y de la evolución de la enfermedad.

Pero el ResearchKit también está llegando a otras dolencias además de a la epilepsia. Una aplicación de la Universidad de Duke mide cómo los niños pequeños responden a los vídeos, usando la cámara del iPhone para leer sus expresiones faciales e identificar emociones. El programa está diseñado para averiguar si esta tecnología podría ser utilizada para la detección de los trastornos del desarrollo como el autismo.

Por otro lado, Dan Webster, investigador en el Instituto Nacional del Cáncer, ha desarrollado una 'app' que ayuda a los usuarios a hacer seguimiento de sus lunares. De esta manera, los pacientes toman fotos de sus lunares junto a un elemento de tamaño estándar como una moneda, proceso que se debe repetir en el tiempo, para que la aplicación pueda averiguar si los lunares individuales son cada vez más grandes.

ENLACES RELACIONADOS


Apple asalta la sanidad: investigación médica con ‘big data’ en iPhone (09/03/15)